Show Less
Restricted access

Casa en que nunca he sido extraña

Las poetas hispanoamericanas: identidades, feminismos, poéticas (Siglos XIX–XXI)

Series:

Edited By Milena Rodriguez Gutiérrez

Casa en que nunca he sido extraña. Las poetas hispanoamericanas: identidades, feminismos, poéticas (Siglos XIX-XXI) reúne artículos de destacados académicos y estudiosos de Europa y América con aproximaciones a relevantes autoras de la poesía de América Latina desde el siglo XIX hasta la actualidad, a partir de tres perspectivas: las identidades (entendidas en su relación con las naciones latinoamericanas, así como en su dimensión subjetiva), los feminismos y las poéticas. Los capítulos se dedican a las siguientes poetas: Gertrudis Gómez de Avellaneda, Laura Méndez de Cuenca, Juana Borrero, Mercedes Matamoros, Delmira Agustini, Alfonsina Storni, Gabriela Mistral, Juana de Ibarbourou, Dulce María Loynaz, Josefina Plá, Blanca Varela, Nivaria Tejera, Carmen Naranjo, Isel Rivero, Lina de Feria, Magali Alabau, Elvira Hernández, Eugenia Brito, Piedad Bonnett, Alicia Genovese, Verónica Zondek, Ivonne Coñuecar y Gabriela Wiener, entre otras. El libro se completa con un Anexo de textos literarios: la lectura de Josefina de Diego de fragmentos de Pequeñas memorias, texto autobiográfico inédito de Fina García Marruz, y poemas inéditos de prestigiosas autoras hispanoamericanas actuales: Magali Alabau (Cuba), Márgara Russotto (Venezuela), Carmen Ollé (Perú), Elvira Hernández (Chile), Piedad Bonnett (Colombia) y Alicia Genovese (Argentina).

Show Summary Details
Restricted access

Capítulo 17: Cosas que no estaban o casi no existían: poéticas del espacio y el tiempo en las poetas cubanas (Milena Rodríguez Gutiérrez)

Extract

| 197 →

CAPíTULO 17

Cosas que no estaban o casi no existían

Poéticas del espacio y el tiempo en las poetas cubanas1

MILENA RODRÍGUEZ GUTIÉRREZ

Universidad de Granada



La casa: espacio y tiempo opacos. Los comienzos: García Marruz y Loynaz

Quizás todo empieza en Cuba en la segunda mitad del siglo XX, en concreto en 1951, cuando Fina García Marruz (1923) publica el poemario Las miradas perdidas. En ese hermosísimo libro, la voz poética propone un viaje al pasado, a la infancia y a la casa familiar, a través de la memoria. El libro alude insistentemente a un espacio, la casa, que ya se ha ido, que ya no está, y que adquiere una existencia opaca, tenue, borrosa, a través de la memoria; una casa que cumple plenamente la afirmación de Bachelard: “La casa primera, y oníricamente definitiva, debe conservar su penumbra” (Bachelard 46). Como ya señalé en otro lugar, siguiendo también a Bachelard: “se trata de uno de esos libros cuyos poemas parecen haber sido escritos […] bajo la llama de una vela, bajo una pequeña luz” (Rodríguez, “Fina García Marruz” 31). Dice la voz poética en uno de los poemas, que anuncia, ya desde su título, “Y sin embargo sé que son tinieblas”, esta dimensión tenue, opaca, del espacio:

Y...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.