Show Less
Restricted access

Humanidades Hispánicas

Lengua, Cultura y Literatura en los Estudios Graduados

Edited By Francisco Marcos Marín

Doce profesores con amplia experiencia educativa ofrecen este libro para ayudar al lector a interrelacionar conocimientos en los campos de Lengua, Cultura y Literatura. Se trata de un libro único en su género, de contenido enciclopédico, sin ser una enciclopedia, y de planteamiento didáctico, con muchos ejemplos y ejercicios, a partir de una idea nuclear. Esa idea central es "cómo hacer cosas en Lengua, Cultura y Literatura a partir de los conocimientos que se adquieren en cada capítulo" en un texto divulgativo de nivel culto, pero no especializado. El público es, en principio, el compuesto por estudiantes universitarios de español en universidades de todo el mundo. Algunos de ellos tienen el español como lengua materna y otros como lengua segunda. De hecho, el experimento de aplicación práctica de la primera redacción del libro se hizo con estudiantes de las dos categorías. Muchas más personas estarán interesadas en la lectura, porque les ofrece una visión de conjunto e interrelacionada, algo que es excepcional y sumamente valioso en el estado actual de los conocimientos. En el uso didáctico, la Sociedad del Conocimiento permite recurrir a información complementaria cuando sea preciso, lo cual evita sobrecargar el libro. Éste es lo más ágil posible, para permitir una lectura seguida de los ejercicios correspondientes. Para escribir un libro tan especial se ha contado con un grupo de doce especialistas, siete mujeres y cinco hombres, de centros de Europa y América, todos ellos empeñados en ofrecer al lector unas páginas para que trabaje y disfrute haciéndolo.

Show Summary Details
Restricted access

Capítulo 8: Crítica literaria (Jorge Urrutia)

Extract

| 199 →

CAPÍTULO 8

Crítica literaria

JORGE URRUTIA



INTRODUCCIÓN

Un grupito de niños contempla expectante al adulto que los visita. Tal vez estemos en una escuela y ha llegado un inspector. O es la casa; los hijos de la familia juegan con unos amiguitos y aparece un conocido de los padres. O cualquiera sabe la ocasión que sea. El adulto recién llegado pregunta (es una pregunta muy poco original, pero la hace): “¿Qué querríais ser de mayores?”. Uno responde: “médico”; el segundo: “futbolista”; un tercero: “militar”; hay un cuarto que, con convicción, afirma: “bombero”; el último: “profesor”. Han elegido todos profesiones activas, no reflexivas. Ninguno respondió “filósofo”, o “matemático” o “teórico de la literatura”, tal vez, en cambio, sí “escritor”. Tampoco: “crítico”.

La aventura crítica lo es intelectual, no física. Requiere silencio y soledad que lleven a la reflexión, lo que no está reñido con la discusión, según sucede en las clases de literatura en muchas ocasiones. El crítico no es sino un lector profesionalizado que, además de su amplio número de lecturas (que le permite comparar), es conocedor de los aspectos teóricos de la literatura.

La crítica o la teoría literaria presuponen, eso sí, una actividad previa que produjo un objeto o una serie de objetos (novelas, poemas, dramas)...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.