Show Less
Restricted access

Las concepciones oficiales de la pobreza a través de las transformaciones económicas y políticas en México y Polonia 1980–2012

Series:

Lukasz Czarnecki

A pesar de las diferencias históricas, económicas, sociales, jurídicas y geopolíticas entre México y Polonia, las transformaciones tanto económica como democrática dieron origen a concepciones oficiales de la pobreza que coinciden en ser distintas respecto a las que desarrollaron los fundadores del neoliberalismo y sus seguidores más fieles, la pregunta central de este texto es ¿por qué surgieron estas diferencias? Ya que las concepciones establecidas en ambos países contienen elementos liberales y antineoliberales que reflejan impactos de fuerzas, tanto exógenas como endógenas, de los actores y las instituciones, de las organizaciones no gubernamentales, de los partidos políticos, de la sociedad civil, de los organismos internacionales. Entre los principales elementos antineoliberales analizados se encuentran: la continuidad del paternalismo y el clientelismo en la ayuda a los pobres, la participación ciudadana limitada a la recepción de ayuda económica, el empoderamiento sin poder político real; del mismo modo, la convivencia conflictiva entre la universalización de los derechos sociales y la precariedad en los ámbitos de oportunidad y calidad, la multidimensionalidad en la concepción de la pobreza y la imposibilidad de hacer una medición de esa naturaleza en los círculos del poder.
Show Summary Details
Restricted access

Capítulo I. Doctrinas de la pobreza

Extract



“Padre: Señora, aquello es pecado mortal, o venial, en materia de propiedad, y pobreza, que es pecado mortal, o venial en materia de hurto; pero con advertencia, que no hemos de regular el pecado de propiedad, por los hurtos que hazen los estraños, o los esclavos a los amos, sino con los hurtos que hacen los hijos de familia a sus Padres, por que los Religiosos, y Religiosas, no somos, ni esclavos, ni estraños de los Conventos, sino sus hijos y asi aquello será pecado mortal en materia de pobreza, que fuere pecado mortal, hurtado un hijo a su Padre, y aquello venial en el hurto de los hijos a los Padres.

Señora: ¿Qué cantidad, Padre es bastante para decir que peca mortalmente un hijo de familia que hurtó a su Padre?

Padre: Señora, Ud. es monja en las Indias, donde comúnmente se reputa por pecado mortal el hurtar un peso un estraño a otro estraño, con que para ser pecado en hijo de familia el hurto, habren de ser doze reales, o más, (…). Podrán dar, o gastar, cosa de ocho, o diez reales sin escrúpulo de pecado mortal, pero debe Ud. advertir, que si gasta y/u ocho, fiada en que es pecado venial, con ánimo de gastar otros ocho mañana, será tan pecado mortal, como hurtar un estraño quatro reales o/y animo de hurtar otros quatro mañana”

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.