Show Less
Restricted access

La cuestión periférica

Heidegger, Derrida, Europa

Series:

Claudio Canaparo

Este libro es la primera parte de un conjunto de cuatro volúmenes y que constituyen un proyecto de refundación conceptual del pensamiento en América latina. El propósito del presente volumen es establecer una paridad intellectual entre filosofía y pensamiento, partiendo de la base que la filosofía sólo puede ser europea y que el pensamiento necesariamente es periférico. Este libro entonces supone y desarrolla una diferencia entre pensamiento y filosofía a partir de los argumentos mismos y no en base a cuestiones sociológicas, como ha sido el caso tradicionalmente de la crítica en la periferia. Por lo mismo, el libro assume una paridad intelectual de lo periférico con la historia de la filosofía europea y sus productos. Por ende, este libro da por descontado que la emancipación intelectual es inherente a la reflexión geo-epistémica, por indicarle de una forma provisoria.

Show Summary Details
Restricted access

§ 13. La tachadura del siendo/estando

Extract

En términos colonialistas, los ámbitos periféricos son considerados como animalescos, es decir, en términos heideggerianos, como “pobres en mundo” (Weltarm). Los ámbitos periféricos no hacen mundo, no completan, no circunnavegan, no consisten mundo: son mundos degradados, inferiores, desclasados, secundarios, terceros excluidos que sólo pueden ser habitados por humanidades de condición animalesca, es decir, por quienes obtienen la condición de siendo/estando (être [Derrida], Sein [Heidegger]) a partir de una défaillance de origen: es la pobreza ontológica a la que se refiere Heidegger cuando habla de los tres mundos —weltlos (la piedra), weltarm (los animales) y el weltbildend (el Dasein, el hombre como formador de mundo). Por supuesto que no es Heidegger en Die Selbstbehauptung der deutschen Universität (“La auto-afirmación de la universidad alemana”, 1933) quien escribe acerca del mundo periférico: es su historiografía, el antropocentrismo que supone (Derrida, 1990a: 63), el descuido de la Gestell y la ignorancia del Antropoceno, quienes lo hacen.

En los ámbitos periféricos lo viviente no es garantía suficiente de hominización: la espiritualidad que hace al “être de l’étant”, al ser/estar-ahí del estando/siendo, es una condición que trasciende a los ámbitos periféricos: es la alemanidad, la francofonía (“le monde est toujours monde spirituel, comme Heidegger ne cesse de répéter”: Derrida, 1990a: 68). Y esta situación, que podríamos referir como sólo ligada al colonialismo y a la formación de una...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.