Show Less
Restricted access

Diarios latinoamericanos del siglo XX

Series:

Edited By Ana Gallego Cuiñas, Christian Estrade and Fatiha Idmhand

La abundante teoría sobre diarios publicada estos últimos años, doblada por un interés por la génesis de los textos, ha producido un auténtico fervor por el género. En rigor, el diario es el espacio narrativo donde se forjan la ficción, el estilo y el «yo», el molde en que el escritor pone a prueba su propia escritura en tanto que la somete a incontables modificaciones y relecturas que arrojan luz no solo sobre la construcción de su poética, sino también sobre la de su figura de autor y sobre los modos de circulación y recepción del diario en la actualidad.

Asimismo se impone en los estudios hispanistas la idea de que la literatura latinoamericana no ha producido grandes diaristas. Este libro intenta demostrar lo contrario: la gran importancia de un género tan heterogéneo en todas las sensibilidades estéticas del continente durante todo el siglo XX, como prueban Macedonio Fernández, Horacio Quiroga, Gabriela Mistral, Alfonso Reyes, Carpentier, Lezama, Arguedas, Octavio Paz, Bioy Casares, Idea Vilariño, Pizarnik, Ribeyro, Levrero o el mismo Che Guevara, entre otros.

Show Summary Details
Restricted access

Alfonso Reyes en su Diario

Extract



Carlos GARCÍA

Mientras a fines de los 90 espigaba en el Diario 1911-1930 de Reyes para escribir mi libro sobre la correspondencia entre don Alfonso y Borges (García 2010a, 2010b), no imaginaba que en un lejano futuro se me invitaría a escribir sobre él. Ello me alegra, porque me da ocasión de hacer público mi aprecio hacia el escritor y, por encima de sus cualidades como tal, por la persona de Alfonso Reyes. Podría decir de él lo que Nietzsche dijo de Montaigne: “Que un hombre semejante escribiera, ha aumentado por cierto el placer de vivir en esta tierra”.

No es por casualidad que menciono en este contexto a Montaigne: sería sencillo establecer algunos paralelos entre ambos escritores: la erudición, la inteligente curiosidad, la bonhomía, el humor. Montaigne no sólo es el creador del género “ensayo” sino también uno de sus mejores cultores. El ensayo es también el género en el cual descuella Reyes, el que le es más idóneo: a mi modo de ver, ni el poema ni el trabajo meduloso y sistemático, de largo aliento, eran su especialidad (aunque ahí está, para desmentir el último aserto, El deslinde).

Detrás de ambos hay, además, una tragedia que insufla melancolía en sus vidas: en Montaigne la muerte del amigo del alma, La Boétie. En Reyes, la del padre muerto a tiros...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.