Show Less
Restricted access

Lugares y figuras del exilio republicano del 39

Los intelectuales “satélites” y sus redes transnacionales

Series:

Edited By Fatiha Idmhand, Margarida Casacuberta Rocarols, Manuel Aznar Soler and Carlos Demasi

Más de ochenta años transcurrieron desde que la sublevación militar de julio de 1936 y los tres años de la guerra civil consecuentes interrumpieron el proceso de construcción de la democracia española y descarriaron hacia otra vía, la historia de España. El conflicto se propagó por Europa y el mundo como una onda de choque máxima, con crisis y violencias que involucrarían al resto del mundo y durarían hasta 1945. Como ningún otro acontecimiento, la guerra civil y la dictadura afectaron a la totalidad de la sociedad española y en particular a su vida intelectual, cultural y artística con la desaparición trágica de algunas figuras emblemáticas y el destierro masivo de numerosos intelectuales.

Si la crítica ha estudiado en profundidad la amplia producción artística e intelectual de ese momento así como los procesos de transculturación, aculturación y transferencia que se verifican en relación con ella, nuestro libro propone completar este corpus literario y crítico internacional investigando la producción menos conocida de autores que no lograron un reconocimiento tan importante, de figuras y actores inexplorados de la cultura por ubicarse en la "segunda fila". Nos parece esencial rescatarlos para comprender, desde el punto de vista de los eslabones, la trama de redes y relaciones que se han formado entre Europa y las Américas y su peso en la mutación del paisaje cultural de los dos continentes.

Show Summary Details
Restricted access

Ignacio Iglesias: editor y periodista transatlántico en la era de la Guerra Fría (Olga Glondys)

Extract

Olga GlondysGEXEL – CEFID – Universitat Autònoma de Barcelona

Ignacio Iglesias murió en 2005. Hombre de activa militancia obrera en partidos comunistas y sindicatos, en 1930 fundó una pequeña agrupación comunista local, en Sama de Langreo (Asturias), de la que a las pocas semanas fue expulsado, acusado de trotskista. Más tarde, dentro de nuevas organizaciones de corte revolucionario, como la Alianza Obrera, intervendría activamente en la revolución de 1934. Tras su fracaso, de acuerdo con un consejo de Andreu Nin, se trasladó a Barcelona, donde residió hasta el triunfo del Frente Popular en las elecciones de 1936. La estancia en la Ciudad Condal le permitió participar en los encuentros que derivaron en la fundación del Partit Obrer d’Unificació Marxista (POUM), del cual Iglesias integraría la dirección de sus juventudes, la Juventud Comunista Ibérica (JCI). Durante la Guerra Civil Española luchó militarmente en Asturias y luego en Cataluña. Desde enero de 1937 vivió otra vez en Barcelona, donde ejerció de principal redactor del órgano diario del POUM, La Batalla, así como de principal responsable de su dirección política. A lo largo de la persecución posterior a los denominados Hechos de Mayo de 1937, en la clandestinidad y con identidad falsa, seguiría desempeñando dicho cargo, aunque ante la imposibilidad de desarrollar sus tareas, optaría por volver a la lucha militar activa. Tras la derrota de la Segunda República, acabaría siendo internado en...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.