Show Less

Estrategia y melancolía

La herencia de la vanguardia en la obra de Luis García Montero

Margarita Garcia Candeira

¿Puede un autor someter la tradición literaria a una reescritura programada y consciente? ¿Es la poesía un reflejo fiel de la poética explícita? Partiendo de las ideas de Harold Bloom y T.S. Eliot acerca del vínculo conflictivo y pasional que los poetas mantienen con sus precursores, este libro emplea aportaciones psicoanalíticas y deconstructivas para explorar el desajuste existente entre poesía y poética, que halla en causas estratégicas cierta explicación. La obra híbrida de Luis García Montero ofrece un territorio inmejorable para ello, pues al empuje de su poesía, que goza ya de estatus canónico, se une la inagotable labor teórica realizada en sus ensayos.
Su visión de la historia literaria muestra una clara reticencia ante la línea que va del romanticismo a las vanguardias: frente a la ruptura lingüística que estas corrientes efectúan, de la que Alberti y Lorca son representantes destacados, García Montero aboga por la figuración realista como modo de articular una poesía cercana a la experiencia cotidiana contemporánea. Pero en sus versos se identifica la latencia de la vanguardia: su pérdida genera una infinita melancolía y su herencia toma la forma de un rechazo y una fascinación.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

4. Lorca o la memoria difícil del poeta fuerte 161

Extract

161 4. Lorca o la memoria difícil del poeta fuerte Federico García Lorca es, sin lugar a dudas, el poeta que ejerce la influencia más compleja en la poesía de García Montero. En unas pa- labras muy reveladoras de “El taller juvenil”, ensayo incluido en Aguas territoriales, él mismo explica el papel fundamental de Lorca en su visión poética: Educado en la Granada de los años sesenta, movido a la poesía por la atmósfera rebelde de los primeros años setenta, bajo la sombra afectiva y legendaria de García Lorca, mis desahogos iniciales se cargaron con la pólvora lorquiana, el agua noc- turna convertida en plata, jinetes misteriosos recorriendo el camino de la tragedia y la luz murmuradora de la luna en los ojos abiertos de la niña que flota en el pozo. Se empieza escribiendo de oídas, porque la mano y el corazón joven reproducen un esquema de lo que debe ser la poesía fijado con anterioridad, una atmósfera muy cargada por el humo de la inmortalidad, que pesa mucho en los hombros y no admite dudas” (García Montero 1996b:36). Pese a las diferencias aparentes en las poéticas explícitas de ambos, lo cierto es que la herencia lorquiana se canaliza mediante vías sinuosas que unen la reticencia y el apasionamiento. Es interesante ver cómo las reservas de García Montero frente a la filiación vanguardista...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.