Show Less

Entre el interés y la benevolencia

La ética de David Hume

Juan Andrés Mercado

Hume es conocido por lugares comunes, como la sujeción de la razón a las pasiones, la fuerza del sentimiento moral, o interpretaciones lejanas a sus fuentes. Sentencias sobre el placer o la imposibilidad de establecer una moral (deber ser) a partir de los hechos se presentan sin una adecuada base textual y contextual que facilite la comprensión del carácter polémico o irónico de muchos pasajes. Esta obra intenta recuperar una imagen coherente de la propuesta ética de David Hume, considerando estos distintos factores. El primer capítulo pretende dar un marco general de comprensión del pensamiento humeano. Los seis siguientes presentan sus argumentaciones sobre nuestra naturaleza egoísta a la vez que «simpatética»; los límites de la razón para fundamentar la moral, y también sus alcances para evaluar la utilidad y establecer leyes que la custodien; se profundiza en su aversión a las instituciones eligiosas como guías de la conducta humana y se evalúa su consideración del bien a partir del placer y la utilidad.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

1. Introducción al pensamiento de Hume 17

Extract

17 1. Introducción al pensamiento de Hume 1. La primera formación y ‘el nuevo escenario del pensamiento’ 1. David Hume nació el 26 de abril de 1711, según el calendario ju- liano (7 de mayo en el gregoriano), en Edimburgo, en el seno de una familia acomodada. La madre, Katherine Falconer, mujer devota, en- viudó en 1713 y se dedicó a la educación de los tres hijos, John, David y Katherine. A pesar de la observancia familiar de las severas prácticas religio- sas presbiterianas, todo parece indicar que el joven Hume las aban- donó durante la adolescencia1. A la educación con tutores privados, siguió un periodo de entu- siasmo por la lectura de los clásicos que marcó de por vida al joven David. En 1734 se describía a sí mismo sumido en la lectura y la meditación de ‘muchos escritos morales, como los de Cicerón, Séneca y Plutarco’, para tratar de resolver sus dudas acerca de la virtud, la muerte, etc.2 Al final de su vida resumía del siguiente modo ese periodo de su formación intelectual: mi disposición para el estudio, mi sobriedad y mi laboriosidad, infundieron en mi familia la idea de que la carrera de Leyes sería una adecuada profesión para mí. Sin embargo, yo sentía una insuperable aversión hacia todo lo que no fueran 1 Sobre las fuentes de sus escritos juveniles, el precoz abandono de la práctica...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.