Show Less
Restricted access

Literatura y ficción

La ruptura de la lógica ficcional

Series:

Alfonso Martín Jiménez

En este libro se elabora una teoría unificada de los géneros literarios y de la ficcionalidad. Se propone un modelo del texto literario capaz de integrar todas las manifestaciones literarias existentes o imaginables. Además, se intenta mostrar que hay géneros literarios ficcionales y no ficcionales, y que incluso un mismo género, como la lírica, puede adoptar formas ficcionales o no ficcionales. Por último, se analizan las obras literarias en las que se alteran las leyes de la ficcionalidad y se produce una ruptura de la lógica ficcional, o metalepsis: por ejemplo, cuando el autor se introduce de forma imposible en el universo ficcional de sus personajes, o cuando los personajes ficcionales se dirigen a los lectores reales. Para explicar esas obras, se desarrolla una teoría de los mundos imposibles, complementaria de la teoría de los mundos posibles. El modelo del texto literario propuesto resulta de utilidad para definir los tipos de ruptura de la lógica ficcional en las diversas manifestaciones literarias y artísticas.
Show Summary Details
Restricted access

5. La inclusión de nuevos textos en el mundo de los personajes

Extract

5. LA INCLUSIÓN DE NUEVOS TEXTOS EN EL MUNDO DE LOS PERSONAJES

Los personajes que pueblan el mundo de los personajes pueden ser reales o ficcionales, pero en todos los casos presentan rasgos antropomorfos. Esto es evidente en los textos cuyo mundo de los personajes se rige por el tipo I de modelo de mundo de lo verdadero o por el tipo II de modelo de mundo de lo ficcional verosímil, pero también es aplicable a las criaturas que pueblan los universos ficcionales construidos en conformidad con el tipo III de modelo de mundo de lo ficcional no verosímil. Los animales personificados que protagonizan las fábulas, las hadas y duendes de los cuentos infantiles, o los seres con poderes extraordinarios de las historias fantásticas, aun sin tener rasgos estrictamente humanos, mantienen siempre un comportamiento típicamente antropomorfo. Esto es así debido a que la única posibilidad con la que cuenta el autor para simular que lo que expone en su obra no le pertenece es atribuírselo a otro ser o a otros seres con personalidad propia, los cuales han de ser necesariamente personas reales, personajes ficticios de carácter verosímil, o seres fantásticos con rasgos antropomorfos. Y si el autor puede escribir un texto, ya sea para su transmisión oral o escrita, es lógico que los personajes que pueblan el mundo de los personajes, los cuales ostentan siempre rasgos antropomorfos, también puedan construir sus propios textos,...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.