Show Less

Políticos en conflicto: una aproximación pragmáticodiscursiva al debate electoral cara a cara

Series:

José Luis Blas Arroyo

Desde hace varias décadas los debates electorales cara a cara han despertado el interés en esferas como la sociología política o el periodismo. Sin embargo, mucho menos es lo que sabemos acerca de los aspectos discursivos e interaccionales de estos enfrentamientos, situación tanto más sorprendente si se compara con la bibliografía considerablemente más amplia en torno a otras formas de la comunicación política. Para llenar esta laguna, en el presente libro se pretende ofrecer respuesta a una serie de interrogantes, que básicamente podrían condensarse en la siguiente tríada: ¿Qué principios interaccionales inspiran este género del discurso político, que tanta importancia puede llegar a tener en la vida pública de una nación? ¿Cuáles son las estrategias discursivas y los recursos formales y retóricos utilizados con más frecuencia por los protagonistas del debate electoral? ¿Qué factores (institucionales, textuales, interpersonales o meramente idiolectales) condicionan los patrones de variación que presentan dichas estrategias y recursos?
Para dar respuesta a estos interrogantes, en la obra se analizan seis debates cara a cara disputados en España desde 1993 – año en el que este país se sumó a la tradición de los debates electorales – hasta 2009.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

2. Discurso político y debate 21

Extract

21 2. Discurso político y debate 2.1. ¿Existe un lenguaje político? Desde los tiempos de la República de Platón y la Retórica de Aristóteles, el lenguaje político ha sido objeto de atención por parte de los estudiosos, conscientes de que las ideas, actitudes e intenciones desple- gadas en este discurso tienen, quizá como en muy pocos otros, reper- cusiones directas sobre la vida de las personas. No en vano, a diferencia de la conversación corriente, el lenguaje político es una manifestación del discurso público en la que sus protagonistas actúan movidos fundamentalmente por su papel como agentes sociales y no tanto como individuos autónomos. Ahora bien, a la hora de delimitar el alcance de este género convendría distinguir, inicialmente, entre el discurso político stricto sensu y otras formas del discurso público con potenciales implicaciones políticas. De hecho, no faltan autores que entienden la comunicación política en un sentido deliberadamente amplio. Así, por ejemplo, Gauthier (1995: 149; 167) estima que este discurso comprende tanto el lenguaje de los profesionales de la política en el ejercicio de las funciones que les son propias, como también el de los periodistas cuando tratan temas de alcance político o, en general, cualquier otra mani- festación discursiva de la misma naturaleza por parte de otros agentes sociales. Por su parte, Bayley (2004) sostiene que el término lenguaje político (que...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.