Show Less

Queridos todos

El intercambio epistolar entre escritores hispanoamericanos y españoles del siglo XX

Series:

Edited By Ana Gallego Cuiñas and Erika Martínez

Es posible que el género epistolar se resista más que otros a una profunda sistematización. La fascinación que despierta no ha dejado, sin embargo, de crecer a lo largo de las últimas décadas. En un momento de instantes volátiles como el nuestro, nos sigue seduciendo la palabra epistolar que baraja con tanta pericia los tiempos reales e imaginados. De ahí la inserción masiva de las correspondencias de escritores en los circuitos de la industria editorial que puede cifrarse como una consecuencia de este interés creciente tanto del público lector como de la crítica literaria.
El presente volumen partió de todas estas consideraciones con el convencimiento de que el estudio específico de las correspondencias entre autores hispanoamericanos y españoles constituye una aportación enjundiosa al ámbito de los estudios transatlánticos. Para lograrlo, se ha reunido a un número significativo de colaboradores académicos y literarios, de procedencias y especializaciones diversas, que analizan aquí el incesante intercambio intelectual que ha supuesto el flujo de cartas en español de una a otra orilla a lo largo del siglo XX. Porque quizás dicho intercambio sea una de las pruebas más fehacientes de la caracterización transatlántica que define y explica la literatura hispánica.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

El valor de la carta. Una introducción (Ana Gallego Cuiñas)

Extract

11 El valor de la carta Una introducción Ana GALLEGO CUIÑAS Universidad de Granada Para mi padre He de confesar que tengo una especial inclinación por las cartas, los carteros y l os buz ones. Me ent usiasma escribirl as y le erlas. No pue do imaginar un mundo sin remitentes, sin destinatarios y sin correo. Y soy incapaz de hacerlo porque mi vida, desde la infancia, ha estado ligada a las cart as. M i padre fue c artero durante doce a ños y en m i casa c on frecuencia ha bía una e norme bolsa de cuero rebo sante de sob res que esperaban ser orde nados para lu ego ser repart idos. P or las tardes, mi padre se se ntaba e n su es critorio y agr upaba l as car tas en pequeños montones: ordinarias, certi ficadas, urgentes. Nunca dej aba qu e m e acercara a ellas y mucho menos que las toc ase. Ra zón s uficiente para que y o c orriera des obediente e n s u a usencia a m anosearlas, ol erlas, escudriñarlas e intentar descifrar le tras y mensajes. Me llamaban espe- cialmente la atención los de stinatarios (si eran hom bres o m ujeres), el matasellos que indicaba el lugar desde donde se habían enviado (Málaga, Andalucía, España o “ el extranjero”), la fecha , el sel lo (en un afá n casi filatélico), la...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.