Show Less

Agua y destino

Introducción a la estética de Ramón Gaya

Series:

Inmaculada Murcia Serrano

En este libro se examinan los fundamentos teóricos de los textos de estética del pintor Ramón Gaya, unos de los más desconocidos y reivindicables del pensamiento español contemporáneo. Con la intención de completar el cómputo de escritores que contribuyeron a forjar la estética española moderna y de arrojar luz sobre su propia obra gráfica, se presta especial atención a las influencias filosóficas que se ocultan en sus ensayos, así como a los aspectos más originales de su reflexión. En diálogo con José Ortega y Gasset, Juan Ramón Jiménez, los poetas de la Generación del 27, Friedrich Nietzsche, Johann Joaquim Winckelmann, Bernard Berenson o Walter Pater, se logran descubrir los cimientos teóricos y conceptuales que sostienen la bella prosa de Ramón Gaya, y, en paralelo, los de toda una generación de escritores cuyas obras se vieron inevitablemente determinadas por los acontecimientos históricos del siglo XX. El autor de El sentimiento de la pintura y de Velázquez, pájaro solitario se perfila, finalmente, como un artista y pensador excepcional que logró retorcer, como pocos, el lenguaje para comunicar la experiencia estética y desvelar la naturaleza inefable de la creación.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

Prólogo para estetas. Por Diego Romero de Solís xv

Extract

ii sus hijuelas: momentos pensados, andamios de la imaginación, para el ejer- cicio del gusto, para lograr su cordura y su templanza. Pudieran enunciarse otros, acaso más exactos, de fundamentos más sólidos y mejor fortuna, pero éstos me parecen los más pertinentes para el objetivo de escribir un prólogo para este libro sobre Ramón Gaya, de Inmaculada Murcia, profesora del Área de Estética y Teoría de las Artes de la Universidad de Sevilla. El primer momento lo constituye el a priori de lo universal, la soledad de lo universal. El enunciado estético parece temblar ante la imponente seriedad, la enorme responsabilidad de lo universal, que, sin duda, anonada por su tremenda exigencia, por sus connotaciones jurídicas o científicas, por su fondo religioso, por su cercanía con el dogma, con el culto a la palabra revelada, o con el mito del Estado. Lo universal estético, sin embargo, es subjetivo, y lo proclama la propia acepción de este término (decir estético es ya enunciar algo personal, es decir: “me gusta, o no me gusta, siento o no siento”). El juicio estético es el cuerpo, la carne, del lenguaje, el que media entre el corazón y la lira, el sentimiento que accede a la magia matemática, a la armonía de la ciencia poética, a la exactitud de expresar el alma, de decir lo que no se puede decir, lo innombrable, lo...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.