Show Less
Restricted access

Gaspar de Jovellanos

Crítico, reformador y humanista ilustrado

Series:

Angela Gracia Menendez

Este libro explora la aportación crítica y metodológica interdisciplinar a varios dominios humanísticos como la historia, el derecho, la política, la lingüística, la educación, la literatura y, en general, la sociedad del ilustrado español Gaspar de Jovellanos dentro del siglo de la Razón. Lo novedoso de este estudio es que parte de un enfoque hermenéutico como base para una crítica textual que aplicará a la historia y al derecho. Si la filología seguía considerada entonces como instrumento para la historia y el derecho, Jovellanos replantea el método para inventariar el léxico, para lo cual recurre a un enfoque empírico con el fin de obtener el corpus de dicho léxico. Establece pautas para un futuro Diccionario del asturiano que constituye uno de los primeros textos metalexicográficos para el siglo XVIII con lo que hace una aportación a la lingüística y lo sitúa en el cruce de vías entre hermenéutica, filología y lingüística. Sus diversos escritos arrojan luz sobre el estado de las instituciones e infraestructura sobre los que hace recomendaciones innovadoras en el plano político, legislativo, económico y educativo. Su planteamiento pedagógico destaca por aunar las ciencias útiles con las humanidades que ahora concibe dentro de la literatura castellana.
Show Summary Details
Restricted access

Capítulo 4: Crítica a la política

Extract

← 38 | 39 → CAPÍTULO 4

Crítica a la política

En su «Introducción a un discurso sobre el estudio de la Economía civil (1796–1797)» Jovellanos establece el objeto y propósito de la política:

La política, considerada como el arte de gobernar los pueblos, no puede tener otro que el de su felicidad. De este nacen dos especies de relaciones, unas del Gobierno con los gobernados y otras del mismo Gobierno con otros Gobiernos. […] Toca también a la política perfeccionar la Constitución y las leyes que deben reconocer los pueblos […] Le toca, finalmente perfeccionar el Gobierno, cuyo primer oficio es conservar ilesa la Constitución. (2008: 892)

De ahí podemos inferir que la política ilustrada establece el marco en el cual se tomarán las medidas legales, económicas y educativas específicas con el objetivo de conseguir esa felicidad y prosperidad deseadas. Un elemento esencial era la función que desempeñaba el Estado y, en concreto, los deberes de un soberano ilustrado que en los «Borradores de correspondencia con Godoy sobre el medio de promover la prosperidad nacional» don Gaspar sintetiza así: «Por muchas y muy varias que sean las causas de la prosperidad de una nación, estoy bien seguro de que se pueden reducir a tres, a saber, buenas leyes, buenas luces y buenos fondos» (Jovellanos, 2006c: 48). Resulta difícil priorizar y especificar qué área es m...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.