Show Less
Restricted access

Fin de «El largo viaje» de Jorge Semprún

Vida, obra, méritos, familia, Santander, exilio, textos, premios, lenguas y voces

Ángel Díaz Arenas

En este libro se habla del transcurrir de la vida de un ser de orígenes burgueses (la familia Antonio Maura), hijo de un jurista, intelectual y diplomático de la República (José María de Semprún Gurrea) que tienen que exiliarse de su país y después de haber pasado por Francia, Suiza, Holanda regresa a Francia donde es detenido por la Gestapo e internado en el campo de concentración de Buchenwald. Después de su liberación ingresa en el Partido Comunista, llegando a ser, con el paso del tiempo, Ministro de Cultura del Partido Socialista de España (PSOE). Logró ser un escritor reputado e intelectual reconocido, sobre todo por tratar en sus libros los temas de la Segunda Guerra Mundial, los Campos de Concentración y la trayectoria del Partido Comunista en general y en particular del de España (PCE).

Show Summary Details
Restricted access

9. Ministro de cultura

Extract

← 404 | 405 →

9.  Ministro de cultura

En este apartado-capítulo pasamos revista a la época en que Jorge Semprún fue Ministro de Cultura en España y particularmente mostramos cómo esto ocurrió. En esta presentación algo excepcional de su vida no nos limitamos únicamente a presentar cómo llegó y tuvo que abandonar este puesto, sino que aprovechamos la ocasión para describir siete de sus empresas y sobre todo ofrecer los resultados de éstas. El libro que trata específicamente de esta época de su vida es Federico Sánchez se despide de ustedes, ya que éste representa un escrito y balance de llegada, ejercicio y particularmente despedida y es un adiós de Jorge Semprún, como hombre y nombre políticos, a su seudónimo o nombre de guerra más famoso en el exilio: «Federico Sánchez.» Tal vez, quien mejor resuma y precise esta época suya de actividad político-clandestina de antaño sea Manuel Azcárate en la página 339 de sus Derrotas y esperanzas: «Ello se debe [el auge creciente del PCE] en gran medida a la labor extraordinaria que Jorge Semprún desarrolla en sus viajes clandestinos a España». Sin embargo, iniciamos realmente estas páginas, leyendo frases que rezuman aires salinos y santanderinos pasados y que figuran escritas en la página 240 de su Adiós, luz de veranos…:

Nadie me echará en cara -ni Gonzalo tampoco- el que...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.