Show Less
Restricted access

El futuro en español

Tiempo, conocimiento, interacción

Series:

Susana Rodríguez Rosique

El futuro es una cuestión que ha preocupado a físicos, filósofos y lingüistas desde siempre. Desde una perspectiva lingüística, su análisis ha generado una serie de interrogantes: ¿Es una forma temporal o modal? ¿Qué categoría lingüística describe mejor el futuro, la modalidad o la evidencialidad? Recientemente, además, ha entrado en el debate su comportamiento discursivo. El futuro en español ofrece una explicación sistemática de los distintos valores de esta forma verbal, basada en la instrucción deíctica de distancia hacia delante, que justifica su funcionamiento como una forma temporal (en el ámbito del contenido), como una forma de conocimiento (en el ámbito epistémico), o como una forma de inter-acción (en el ámbito del discurso).

Show Summary Details
Restricted access

3. Viaje a la semilla:

Extract

Reformulación deíctica del futuro

La mayoría de los autores que han trabajado sobre el futuro insisten en su naturaleza instruccional (Langacker 1991, 2008; Brisard 1997; De Saussure 2013; Escandell Vidal 2010, 2014)1, aunque difieren en el valor que se le otorga a esa instrucción: para algunos es de naturaleza temporal, para otros es esencialmente modal, e incluso algunos la califican como básicamente evidencial. Desde estas perspectivas, no se ha prestado especial atención a los valores discursivos, pues el debate se ha centrado en la frontera entre lo temporal y lo epistémico2. En este trabajo, el valor instruccional del futuro se define en términos deícticos, algo que está originalmente motivado por el proceso de espacialización que exhibe el tiempo lingüístico (3.1). De manera más específica, el futuro se elabora a partir de la instrucción deíctica de distancia hacia delante. Esta plantilla puede proyectarse sobre un eje de subjetivización que, al atravesar distintos niveles de significado, se concreta en diversos valores (3.2). De esta forma, se describen de manera unitaria no solo los valores temporales y epistémicos, sino también los discursivos.

3.1. Cómo hablar del tiempo

Cuando se trabaja con el tiempo, surgen dos problemas principales: uno de naturaleza metafísica y otro de carácter lingüístico (Evans 2003: 4–6). Por un lado, el problema metafísico se desencadena al intentar responder a la...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.