Show Less
Restricted access

Raza y nación. Estereotipos nacionales extranjeros y peninsulares en España (1750-1833)

Elena Fernández Fernández

Raza y nación. Estereotipos nacionales extranjeros y peninsulares en España (1750-1833) explora la transición que tuvo lugar durante el siglo dieciocho, desde la figura del rey como representante simbólico de la nación hasta la recién creada categoría de ciudadano como la nueva metáfora nacional a lo largo de todo el mundo occidental. Situado en una intersección entre historia intelectual, estudios culturales, e historia de las ideas, este libro dialogará con los estudios especializados en los siglos XVIII y XIX sobre España, el mundo Atlántico, la modernidad y la historia de los derechos civiles. Así mismo, aportará nuevas perspectivas en el ámbito de los estudios culturales hispánicos, francófonos, y anglófonos.

Show Summary Details
Restricted access

CAPÍTULO 4. ¿DE SÚBDITO A CIUDADANO? ANÁLISIS SOBRE CIUDADANÍA Y RAZA EN LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA.

Extract

Como se ha indicado en capítulos anteriores, el proceso mediante el cual se produjo una gradación histórica que pasó de utilizar la figura del rey como representante simbólico de la nación al ciudadano, y cómo este ciudadano se racializó positivamente y, consecuentemente, se estereotipó, fue el resultado de una combinación de factores lentamente entretejidos. El teutonismo como discurso emergente creado en el norte de Europa, no se convertiría en dominante hasta la segunda mitad del siglo XIX. Sin embargo, dicho discurso, tendría un fuerte impacto en los procesos de construcción de identidades nacionales en España. Así, la aceptación española del discurso impuesto por parte del norte de Europa, y al mismo tiempo, su rechazo ante dicha imposición y la posibilidad de crear identidades imperiales alternativas en las que la defensa del multirracialismo aparecía como el principal resorte ideológico, creó una dicotomía ideológica durante el siglo XVIII a la hora de definir racialmente al ciudadano modelo español que debía de servir como símbolo nacional. Sin embargo, este debate, como ya se ha mencionado, no fue exclusivo a la península ibérica, ya que en toda Europa existió una negociación abierta que duró según muchos autores hasta 1855, momento en el que Joseph Arthur, Comte de Gobineau, publicó su Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas, y a partir del cual el arianismo se convirtió en pensamiento...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.