Show Less

La gramática de la poesía

Series:

Ramón Trujillo Carreño

El libro estudia los problemas fundamentales de la semántica textual con especial atención al lenguaje en su máxima expresión, es decir, el lenguaje literario. De los dieciocho capítulos de que consta la obra, los ocho primeros abordan diversos aspectos teóricos relacionados con el significado y el referente del texto, las diferencias entre texto y mensaje, significado y usos, y cuestiones afines. A partir del capítulo nueve se aplican los conceptos teóricos al análisis de distintos textos literarios (Juan Ramón Jiménez, Dante, San Juan de la Cruz, Pedro García Cabrera, Pedro Lezcano y César Vallejo). El libro trata también el problema del significado no sólo en el lenguaje literario, sino también en otras manifestaciones artísticas como la pintura, la escultura y la música.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

III. DE QUÉ SON SINÓNIMOS LOS SINÓNIMOS - 39

Extract

III. DE QUÉ SON SINÓNIMOS LOS SINÓNIMOS1 La sinonimia «exacta» de cada palabra Llama la atención que el diccionario de la Academia defina los sinónimos como voca- blos o expresiones que tienen «una misma o muy parecida significación». Si sólo se dijera «una misma significación», la cosa estaría clara, aun cuando está por ver que existan dos palabras que posean exactamente «una misma significación»; una «igual- dad semántica absoluta», en todos los sentidos2. El texto del diccionario sería o más bien «parecería impecable» si se limitase a hablar de palabras o expresiones que tuvie- sen «una misma significación», pero naufragaría en lo de «o muy parecida significa- ción», ya que ¿cómo se determina objetivamente el «parecido»? ¿Dónde empieza y dónde termina ese «parecido»? ¿No se parecen todas las cosas entre sí? ¿No hay siem- pre un diverso grado de parecido tanto entre todas esas cosas, como entre todas las palabras; es decir, entre las cosas, porque, como mínimo, son cosas, y, entre las pala- bras, porque todas están compuestas por unos pocos fonemas que son siempre los mismos —o equivalentes— para cada lengua, o porque pertenecen también a unas po- cas clases o categorías generales? Mono se parece, por ejemplo, a hombre, en primer lugar porque ambos son sustantivos, y no digamos nada, en segundo lugar, de los seres que estos vocablos pueden designar. El hombre, por...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.