Show Less
Restricted access

Metamorfosis Discursivas

"Tenerorum lusor amorum</I>

Series:

María Elisa Sala

Las obras de arte establecen diálogos con otras obras de arte, con la cultura que las ve nacer y con otras culturas. A la luz de la hermenéutica, la articulación juego, arte y lenguaje en la poesía ovidiana de amor, tenerorum lusor amorum, revela sus singularidades. La expresión metamorfosis discursiva designa procedimientos de conciliación, transformación y cambio que se producen en el discurso, se expanden y despliegan hacia todos los niveles del texto poético. Las metamorfosis discursivas permiten comprender y explicar la supervivencia de la cultura: géneros, materiales, texturas, colores, léxicos, campos de sentido se engarzan en nuevos contextos de enunciación, se integran y permiten la creación de obras nuevas. La forma nueva y la forma antigua comparten un eje alrededor del cual sobrevienen las transformaciones.
Show Summary Details
Restricted access

Recapitulación

← 246 | 247 → Recapitulación

Extract

Amores, Heroidas, Arte de amar, Remedios para el amor

El lenguaje del amor, el juego y el arte. La estrecha vinculación se afianza y se comprende pues comparten principios regulados que preservan el orden, la cohesión y la coherencia en un mundo artístico cerrado, complejo y completo en sí mismo. Con el lenguaje del amor se crea un novedoso sistema de relaciones, nuevas oportunidades y nuevos sucesos. Los diálogos interdiscursivos encuentran plena realización en el principio regulador de la dinámica lúdica. En el arte, como en el juego, las cosas suceden como si….

En Amores, Ovidio crea a su personaje artístico. Un vates que tropieza con motivos y tópicos del discurso de amor; vates que se ve envuelto en los celos y las celadas del lenguaje amoroso preparadas por los protagonistas del discurso erótico: Amor, Venus, Cupido, Mea puella, Domina iniqua y la Elegía. Sumiso, con nítida comprensión de sus nulas posibilidades de soslayar la ‘escritura de amor’, se presenta a sí mismo ipse ego ignavus, en un período de tiempo específico ignavos annos, en un entorno espacial ignava umbra, pues no podía ser de otro modo. Así, en apropiados tiempo y lugar, flojo y débil, se aparta a descansar. Mientras sus amigos poetas escriben incansables, sin levantar cabeza, el vates ignavus se detiene a la sombra de los temas y motivos amorosos, debajo de la exquisita y graciosa...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.