Show Less
Restricted access

La traducción del orden natural al ámbito humano

El pensamiento político de Tommaso Campanella

David Martínez Perucha

En este libro se lleva a cabo un estudio de la entera trayectoria de Tommaso Campanella como pensador político. Frente a la tradicional polarización de la crítica especializada, se emplea un enfoque dirigido a poner de manifiesto el núcleo conceptual común a todos sus escritos y a dar detallada cuenta de sus divergencias en función de la peripecia biográfica del autor. La necesidad de emplear sus obras en defensa propia determina la elección de los elementos que las constituyen y explica la diversidad de objetivos que aspira a cumplir cada una de ellas. Campanella se propone realizar una completa transformación del mundo trasladando la ley natural al ámbito humano, imponiéndole al hombre un orden al que ha de someterse de grado o por fuerza.
Show Summary Details
Restricted access

I. Utilidad y desventajas de la práctica de la astrología:ascenso y caída de Campanella en Roma

Extract

Al llegar a Roma, Campanella es confinado en una prisión del Santo Oficio en peores condiciones que las de los últimos años de cautiverio en Nápoles, en los que podía moverse por todo Castel Nuovo, recibir visitas e incluso leer en público sus obras.806 Los miembros de la Congregación del Índice no parecían ver en el recién llegado al pío fraile que el propio interesado había estado intentando presentar en muchas de sus obras desde 1607 y en un sinnúmero de memoriales y misivas dirigidos a autoridades de diverso rango. En una carta al cardenal Barberini escrita poco tiempo después de su llegada a la sede papal, Campanella se queja del trato recibido y de la inquina de muchos cargos importantes de la curia romana. Se refiere al afán de censura y control sobre sus obras, en los que ve la acción de la lógica del amor propio, que debería repugnar a quienes dicen defender la causa del vicario de Dios en la tierra.807 El enfrentamiento con la censura romana para poder publicar y la lucha por su libertad, inescindibles a los ojos del dominico, determinarán sus años de residencia en Roma. Así pues, en lo esencial –y a pesar de las apariencias– nada había cambiado. Estaba, en muchos sentidos, en el mismo punto que en 1607. Aunque era consciente de las fricciones con importantes cargos eclesiásticos y de que...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.