Show Less
Restricted access

Intersubjetividad y Gramática

Aspectos de una Gramática Fenomenológica

Enrique Huelva Unternbäumen

Subjetividad significa, desde el primer momento, intersubjetividad. En esta obra partimos de esta premisa central de la Fenomenología filosófica e intentamos demostrar que la intersubjetividad constituye el elemento fundamental que origina y caracteriza las condiciones trascendentales bajo las que el sujeto actúa en una situación normal de comunicación, es decir, bajo las que el sujeto actúa como hablante. Desde este punto de vista, las actividades de conceptuación y codificación gramatical que realiza el sujeto durante un evento comunicativo llevan siempre en cuenta la presencia y la perspectiva del otro. Esto es, no se dirigen tan sólo al otro, sino que parten también de la presencia y la perspectiva del otro como elementos fundamentales de su génesis. De ello se desprende, como consecuencia teórica de importancia cardinal, que toda construcción gramatical codifica una determinada configuración de intersubjetividad.
Show Summary Details
Restricted access

A modo de conclusión: pensar la gramática

Extract

La conclusión de este libro adopta la forma de una invitación, una invitación a hacer algo muy concreto y – cómo negarlo – a primera vista quizás también bastante complejo: me gustaría invitarles a pensar la gramática. Esta invitación es amplia con relación a sus destinatarios, pues se dirige a todos los usuarios de una lengua natural y, en particular, a todos los que de una forma u otra estamos involucrados profesionalmente en el uso de la lengua: profesores, estudiantes, profesores en formación, traductores, escritores etc. Al mismo tiempo, no obstante, es necesario puntualizar que se trata de una invitación exclusiva e – incluso me atrevería a decir – excluyente en relación con lo que se espera que hagamos, puesto que les invito a pensar la gramática y no a enseñarla, ni a estudiarla y ni siquiera a aprenderla.

Al adoptar la forma de una invitación, el éxito de las reflexiones finales de este libro dependerá, entre otras cosas, del cumplimiento de las condiciones que normalmente rigen este tipo de actividad comunicativa. Así, en primer lugar y ante todo, cuando invitamos a nuestro interlocutor a hacer una determinada actividad, sabemos o, por lo menos, tenemos suficientes motivos para creer que se trata de algo que él normalmente no hace o no haría por sí mismo, sin que lo invitásemos. Invitar a alguien a hacer algo que normalmente ya hace por sí solo es,...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.