Show Less

Tango, transmodernidad y desencuentro

Series:

Guilermo Anad

Tango, transmodernidad y desencuentro revela al tango como un espacio de conocimiento sociocultural, enfatizando su rol en la continua construcción de la identidad lingüística y sonora de la Argentina. El tango se presenta así como un proceso transcultural que desvela las luchas por el poder simbólico entre la cultura de elite y la cultura popular; entre los rígidos parámetros de la ciudad letrada y la descentrada heterogeneidad de los lenguajes tangueros.
En este libro, que abarca más de un siglo (c. 1910-2010), Guillermo Anad elabora un mapa de las diversas formas poéticas, narrativas y sonoras que se forjan en torno al fenómeno del tango. Canciones, sainetes, poemas; autores tan centrales como Borges y Cortázar, Discépolo y Piazzolla; la escritura de mujeres desde los años ‘60; autores activistas de los ‘70; medios de comunicación masiva; y artistas del rock nacional, contribuyen todos a la conformación de un imaginario donde se ensancha permanentemente la significación del tango.
Este libro presenta un análisis exhaustivo de la ubicuidad de los tangos desde un punto de vista transdisciplinario. Se propone un enfoque novedoso: desarrollar una manera particular de conocimiento sobre (y desde) el tango, y posicionar al tango en el marco del debate decolonial en América Latina.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

5 TANGO DEL DESENCUENTRO 75

Extract

5 TANGO DEL DESENCUENTRO Los tangos parecen tener una inagotable capacidad para resignificar la memoria colectiva de la Argentina. Las numerosas expresiones culturales contemporáneas que se apoyan en el imaginario tanguero para abordar la temática de los derechos humanos y la crítica social, están cargadas de un fuerte sentimiento de pérdida y desencuentro. En el marco de la historia reciente del país, la imaginación sociológica que se proyecta a través de la narrativa del tango ha sido reelaborada para la expresión del trauma posdictatorial. El contexto sociopolítico en el que se enmarcan las expresiones culturales que siguen tiene relación directa con dos piezas jurídicas. En diciembre de 1986, durante el gobierno del presidente Raúl Alfonsín, el Congreso de la Nación promulga la Ley de Punto Final, la cual establecía un plazo de 60 días para presentar denuncias judiciales sobre violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar de 1976–1983. El proyecto de esta ley se había discutido durante todo el año de 1986, habiendo sido rechazado por los miembros de la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas), organizaciones de derechos humanos como Madres de Plaza de Mayo y varios partidos políticos. Al año siguiente, en 1987, presionado por el levantamiento militar de los carapintadas, el Congreso aprueba otra ley, denominada Ley de Obediencia Debida. Esta ley eximió de responsabilidad a toda una...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.