Show Less

El criminal imaginado

Estética, ética y política en la ficción latinoamericana (1990–2010)

Series:

Cristina Míguez Cruz

El criminal imaginado: Estética, ética y política en la ficción latinoamericana (1990–2010) analiza películas y novelas donde los personajes principales son o se vuelven criminales. El protagonismo del delincuente en la cultura latinoamericana contemporánea desplaza al detective en su rol estelar del clásico policial inglés o estadounidense. Estas ficciones no buscan restablecer la ley y el orden, ya que el criminal imaginado indica el deseo de cambiar su entorno; por ello, transgrede las limitaciones de su género, raza o clase social. Ahora bien, la producción cultural reciente dista de ser uniforme. Por ello, este texto propone un espectro que comienza con objetos culturales sobre el narcotráfico, donde el criminal reúne características del criminal corporativo, el gánster y el noble bandido. En este retrato del narcotraficante, quien manda es el consumo y la circulación de mercancías y capital. La gama de criminales imaginados continúa con ficciones donde los delitos se deben principalmente a motivos políticos y culturales; es decir, el transgresor no intenta integrarse al capitalismo como el gánster ni sigue las leyes del mercado. Por el contrario, se trata de ladrones, secuestradores o prostitutas que prefieren relaciones de poder horizontal y construyen su propia ética. La gama estudiada en este trabajo termina con representaciones de crímenes políticos que buscan cambiar un sistema político o económico, específicamente, ficciones sobre anarquistas y movimientos de liberación nacional del siglo XX. En pocas palabras, la cultura visual y narrativa es un espejo que refleja algunas tendencias políticas, éticas y estéticas en Latinoamérica desde 1990.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

AGRADECIMIENTOS

Extract

Este trabajo no hubiera sido posible sin la valiosa ayuda y orientación de mis compañeros y profesores del doctorado de la Universidad de Michigan, Ann Arbor; mis estudiantes y colegas de la Universidad Metropolitana Estatal de Denver, Colorado, especialmente, Roberto Forns-Broggi; la periodista María Urruzola; en Cinemateca Uruguaya, donde Eduardo Correa me abrió las puertas del Centro de Documentación Cinematográfica, Victoria me guió en la proyec- ción de las películas uruguayas en Cinemateca Pocitos y María José Santacreu me ayudó con las películas que estaban saliendo en ese momento; en Denver, mi amigo Norman Portnoy. La portada de este libro se debe a la generosidad de la directora Beatriz Flores Silva, del productor Esteban Schroeder, de la actriz Margarita Musto y del fotó- grafo Amílcar Persichetti. A todos gracias por permitirme usar su encantador tra- bajo en la película La historia casi verdadera de Pepita la pistolera. Agradezco a los editores de Tiresias, Revista Hispánica Moderna y Caribe haberme permitido exponer anticipadamente algunas secciones de este libro, en Tiresias, 3 (2009), Revista Hispánica Moderna, 65.1 (2012), 65-80 y Caribe, XIV (1), (2012), 23-42. Mi trabajo se ha beneficiado de varias becas de la Universidad de Michigan, Ann Arbor. En la editorial Peter Lang, agradezco la cooperación, la paciencia y la experticia del compositor Ian, Heidi Burns en Maryland, Janell Harris y Bernie Shade en Nueva York y Anne-Kathrin Grimmeißen de Frankfurt. A mis familias...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.