Show Less
Restricted access

Comunidades efímeras

Grupos de vanguardia y neovanguardia en la novela hispanoamericana del siglo XX

Series:

Luis H. Castañeda

Comunidades efímeras estudia una de las vetas más interesantes, y menos visitadas por la crítica, de la imaginación literaria hispanoamericana: la representación novelística de pequeños grupos de vanguardia y neovanguardia que transforman la vida en arte, conspiran contra las instituciones oficiales y experimentan con nuevos modelos de existencia social. Este libro ofrece lecturas críticas de la imagen ficcional de estos grupos en novelas de Roberto Arlt, Leopoldo Marechal, Julio Cortázar, Guillermo Cabrera Infante, Fernando del Paso y Roberto Bolaño. Comunidades efímeras propone que el etos de las vanguardias históricas es transfigurado en el contexto hispanoamericano por dichos cenáculos, los cuales llevan a cabo el doble proyecto de estetizar su vida comunitaria y de producir campos culturales alternativos, extraoficiales, tal vez secretos. En estos espacios de alteridad estética y vital, se desafían los relatos hegemónicos del arte, la política y la pertenencia nacional. Comunidades efímeras será de interés para los investigadores de la novela hispanoamericana, la vanguardia y las neovanguardias, y los estudios latinoamericanos en general.
Show Summary Details
Restricted access

Palabras finales

Extract



El propósito de este libro ha sido estudiar un objeto social de persistente aparición en la novela hispanoamericana del siglo XX, que se constituye como un laboratorio de experimentación socioartística. A través de los capítulos que lo componen, se ha presentado una exploración de las dinámicas que se generan al interior de ciertos grupos de tamaño reducido y vocación generalmente endogámica, conformados por artistas y otros estetas (algunos poetas, otros escritores, actores, músicos) que han renunciado a la filiación natural, y que además rechazan los lazos de afiliación institucional del arte y la literatura, para poder agruparse de manera extraoficial, informal, quizá subversiva, fuera de la vigilancia de los órganos de poder.

Así, la única base social de la identidad de los sujetos en cuestión pasa a ser el círculo de artistas. En su interior, se entabla una relación peculiar con la noción de “obra”. La única obra de estas comunidades radica en construirse ellas mismas como matrices colectivas de experimentos estético-sociales, o dicho de otra manera, como plataformas comunales de generación incesante de eventos análogos al happening. En términos de Maurice Blanchot, la obra propia de toda comunidad, esté compuesta o no por artistas y estetas, es una suerte de desobra ajena a la laboriosidad aniquilante del trabajo, que la aleja del mundo de la producción y, en el caso de...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.