Show Less

Reescribir la violencia

Narrativas de la memoria en la literatura femenina colombiana contemporánea

Virginia Capote Díaz

Reescribir la violencia supone un acercamiento al conflicto armado en Colombia desde la obra de escritoras que narran las experiencias de víctimas de la guerra. Diarios, autobiografías, historias de vida, entrevistas y narrativa testimonial serán los cauces de expresión más idóneos para la perpetuación de la memoria de mujeres asediadas por la violencia.

El presente volumen recoge un análisis de la obra híbrida, entre el periodismo y la ficción, de Silvia Galvis, Patricia Lara, Elvira Sánchez-Blake y Laura Restrepo, basado en la manera en la que estas escritoras llevan a cabo la resemantización de eventos históricos y el rescate del olvido de experiencias individuales, desde una perspectiva diferente a la oficial.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

Capítulo II: Silvia Galvis. Resignificación histórica y violencia partidista

Extract

59 caPítulo ii Silvia Galvis. Resignificación histórica y violencia partidista Si ya de por sí ha sido difícil resaltar como escritor en Colombia debido al todopoderoso fenómeno de Gabriel García Márquez, considerado por Seymour Menton (1978) como uno de los cuatro grandes planetas que configuran la historia de la literatura nacional, dicha dificultad se triplica si son plumas femeninas aquellas dispuestas a dar difusión a su voz, su experiencia y sus obras, teniendo en cuenta, además, que durante décadas el discurso social, político y literario ha estado, fundamentalmente, dominado por la impronta masculina (Osorio, 2005: 109). En los últimos treinta años, sin embargo, el discurso femenino ha contado con una fuerza especial. Las mujeres, mediante modos diferentes de escritura, estrategias novedosas y formas dispares de manejo de lo literario, se han dedicado a exponer su visión sobre el conflicto histórico y social en el que ellas, sus antepasados, y el resto de su sociedad se han visto envueltos durante toda su existencia. Historiadoras, sociólogas, intelectuales y víctimas han querido contar, denunciar y exponer situaciones opresivas y momentos históricos violentos, desde otra perspectiva. Es, por tanto, erróneo pensar que las mujeres no se han pronunciado en este aspecto, el problema es quizá otro: debido a que este colectivo no ha formado parte de los discursos oficiales de poder, ya que ha pertenecido a un grupo periférico, «diferente» y «alternativo», la voz femenina...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.