Show Less
Full access

Las hablas rurales de Madrid

Etnotextos

Series:

Pilar García Mouton and Isabel Molina Martos

Este libro se enmarca en el Atlas Dialectal de Madrid (ADiM) [adim.cchs.csic.es], un atlas lingüístico español pensado para estudiar las hablas rurales de la Comunidad de Madrid, del que es un complemento. El volumen se abre con una caracterización de las hablas madrileñas, seguida de los etnotextos, que pueden escucharse en soporte audio y leerse en transcripción fonética enfrentada a su transliteración, lo que permitirá su uso con fines didácticos. El libro se cierra con un vocabulario que explica las palabras menos usuales de los textos. Los etnotextos parten de grabaciones hechas a los hablantes, hombres y mujeres, de más edad, que hacen de nexo entre los modos tradicionales de vida casi olvidados y los nuevos. Sus treinta y dos narraciones proporcionan materiales lingüísticos – sintaxis de la lengua oral, fonética y léxico en contexto – y aportan contenidos de valor etnográfico como las labores del campo: la trilla, la aceituna, el vino, la matanza; la caza; las tareas domésticas: lavar, la elaboración del queso o del pan; las fiestas: romerías, carnaval, bodas, aguinaldo, corroblas, etc.

Show Summary Details
Full access

Los etnotextos

| 13 →

Los etnotextos

No vamos a definir aquí el concepto de etnotexto, muy conocido en la bibliografía histórica, literaria, etnográfica y también lingüística, para el discurso oral que visualiza la cultura de una comunidad desde su interior. Lo cierto es que editar etnotextos tiene tradición en la geolingüística europea desde antes de que se llamase así a estas narraciones orales1. En este caso, los textos proceden de grabaciones de encuesta que dan voz a los hablantes mayores a través de discursos cortos, de unos cuatro minutos, que rescatan aspectos identitarios de su comunidad.

Estos etnotextos resultan de una selección entre los más interesantes desde el punto de vista lingüístico, pero también desde el etnográfico y, en ocasiones, desde el pragmático. Muchos se recogieron al final de la encuesta, después de horas de trabajo con cuestionario, pero también hay narraciones surgidas en puntos determinados del cuestionario, cuando se imponía la necesidad de explicar algo o de contar un suceso, una tradición, una anécdota…

En cuanto a su reproducción, la calidad acústica de los etnotextos es desigual, pero conviene tener en cuenta que no se hicieron en un entorno que garantizase grabaciones ideales, sino habitualmente en dependencias de ayuntamientos, alguna vez en casas particulares, y tampoco fue raro que sonase un teléfono, que entrase una persona o que hubiera algún otro ruido de fondo… Con todo, las grabaciones deberían resultar suficientemente claras para cumplir su función testimonial de apoyo.

Para que estos textos puedan ser útiles a los especialistas y al público interesado en general, se editan en dos formatos, en transcripción fonética y transliterados en ortografía convencional, y el conjunto se acompaña de la reproducción de lo grabado. ← 13 | 14 →

Los textos en transcripción fonética

Como la fonética de las hablas madrileñas no presenta especial dificultad, los textos se transcriben en el Alfabeto Fonético Internacional [tipos Doulos Sil], con algunos signos intermedios que sirven para indicar debilitamiento, asimilación consonántica parcial, neutralización de líquidas, etc.

SIGNOS DIACRÍTICOS
͜enlace vocálico
ˌacento secundario
ˈacento principal
ːalargamiento vocálico
-enlace silábico
VOCALES
acentro-anterior abierta
ãcentro-anterior abierta nasalizada
eanterior media-semicerrada
anterior media-semicerrada nasalizada
ɛanterior media-semiabierta
ianterior cerrada
ĩanterior cerrada nasalizada
janterior cerrada no silábica
oposterior media-semicerrada redondeada
õposterior media-semicerrada redondeada nasalizada
uposterior cerrada redondeada
ũposterior cerrada redondeada nasalizada
wposterior cerrada redondeada no silábica ← 14 | 15 →
CONSONANTES
bbilabial oclusiva sonora
βbilabial aproximante sonora
θinterdental fricativa sorda
өinterdental fricativa sorda poco definida
t͡ʃpostalveolar africada sorda
ʃpostalveolar fricativa sorda
ʒpostalveolar fricativa sonora
ddento-alveolar oclusiva sonora
ðdento-alveolar aproximante sonora
ð̥dento-alveolar aproximante ensordecida
d̥dento-alveolar oclusiva ensordecida
dento-alveolar aproximante sonora poco definida
flabiodental fricativa sorda
ɸbilabial fricativa sorda
ɡvelar oclusiva sonora
ɣvelar aproximante sonora
hfaríngea fricativa sorda
ɦfaríngea fricativa sonora
ɦ̃faríngea fricativa sonora nasalizada
ʰfaríngea fricativa sorda poco definida
ʱfaríngea fricativa sonora poco definida
xvelar fricativa sorda
xʰvelo-faríngea fricativa sorda
kvelar oclusiva sorda
lalveolar lateral aproximante sonora
ɾˡalveolar percusiva lateralizada sonora
lʴalveolar lateral sonora percusiva ← 15 | 16 →
CONSONANTES
ʎpalatal lateral aproximante sonora
ʝalveolo-palatal lateral aproximante sonora
mbilabial nasal sonora
nalveolar nasal sonora
alveolar nasal sonora poco definida
ŋvelar nasal sonora
ɲpalatal nasal sonora
pbilabial oclusiva sorda
ɾalveolar percusiva sonora
ralveolar vibrante sonora
ɹalveolar aproximante sonora
sdorso-alveolar fricativa sorda
zdorso-alveolar fricativa sonora
ˢdorso-alveolar fricativa sorda poco definida
dorso-alveolar fricativa sonora poco definida
tdento-alveolar oclusiva sorda
ʝpalatal fricativa sonora
ɟ͡ʝpalatal africado-fricativa sonora

En los grupos fónicos, una barra inclinada significa pausa breve; dos, pausa prolongada, y tres, pausa larga de fin de enunciado. La eliminación de preguntas o comentarios para aligerar el texto se señala con […]. En la parte fonética no se indica la interrogación, la exclamación, los cambios a estilo directo, etc., y se respetan todas las vacilaciones, repeticiones y marcas de oralidad propias de textos semiespontáneos. Finalmente, la transcripción va numerada cada cinco líneas para facilitar la localización de cualquier forma y la de su equivalencia en el texto transliterado. ← 16 | 17 →

Los textos en ortografía normal

Los textos transliterados se ajustan a las normas ortográficas vigentes, sin intentos de reproducir gráficamente características fonéticas. En cuanto a las pausas, se marcan con los medios habituales: coma, punto, punto y coma, y puntos suspensivos cuando un enunciado se mantiene sin cerrar o se deja en suspenso más tiempo del habitual; los dos puntos preceden citas entrecomilladas que representan el estilo directo y, cuando el texto lo requiere, se utilizan signos de exclamación o de interrogación. El recurso a […] significa supresión de algún fragmento –del sujeto o de la encuestadora– no relevante.

Dejando aparte su indudable valor identitario y cultural, los etnotextos constituyen el complemento ideal de los mapas lingüísticos, ya que proporcionan lengua más espontánea con fenómenos de fonética sintáctica, morfosintaxis y sintaxis conversacional distintas de las normativas y recurso a diferentes estrategias de narración. Por otra parte, sus contenidos, tan interesantes para estudiar la cultura popular, aportan léxico propio en contexto. El que escapa al conocido habitualmente se recoge y se explica en el Vocabulario de los etnotextos que cierra el libro. Finalmente, no parece necesario insistir en la utilidad didáctica de los etnotextos.


1 Véase el prólogo de Manuel Alvar (1995) a Textos andaluces en transcripción fonética, recogidos en las encuestas del Atlas Lingüístico y Etnográfico de Andalucía (ALEA). Para el catalán, los Etnotextos del català oriental de Joan Veny y Lídia Pons i Griera (1998), procedentes de las encuestas del Atles Lingüístic del Domini Català (ALDC).