Show Less

Homo Sympatheticus

El sentido de la naturaleza en la cultura del hombre

Edited By Manuel Antonio Díaz Gito and Lourdes Rubiales Bonilla

Esta obra propone una reflexión interdisciplinar sobre los márgenes entre Naturaleza y Cultura. Su objetivo es contribuir al conocimiento de la condición humana en su relación con lo animal y lo vegetal. Partiendo de la premisa de que el ser humano del nuevo milenio – nuestro homo sympatheticus – debe sentir como algo propio todo lo que concierne a la naturaleza, especialistas en muy diversas áreas de conocimiento tratan, desde un enfoque humanista, distintos aspectos de la dinámica naturaleza-cultura a lo largo de la historia. Esta multiplicidad de perspectivas abarca desde la arqueología, la antropología o la filosofía a la biología o la etnobotánica, pasando por la literatura (francófona, clásica) y otras formas de expresión, como el cine documental o el marketing. Además, varios poetas aportan su especial sensibilidad en su análisis del tratamiento de la naturaleza en la poesía moderna. Una última sección de la obra afronta – también artísticamente – algunos aspectos de la relación entre dos conceptos tradicionalmente opuestos: naturaleza y ciudad.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

Presentación a cargo del Grupo META 13

Extract

PRESENTACIÓN Desde el origen de su historia, el ser humano ha con-vivido con las demás especies animales y vegetales. En un principio, aprendió a servirse de ellas para cubrir sus necesidades primarias, pero con el transcurso del tiempo empezó quizá a contemplar el mundo de un modo nuevo y las utilizó para satisfacer otras necesidades menos acuciantes. Desde entonces, la naturaleza se ha convertido en fuente de conocimiento, de inspiración artística y de placer, protagonizando relatos míticos y folklóricos que han perdurado hasta nuestros días y constituyendo un objeto constante –podríamos decir necesario– en prácticamente toda producción humana. Naturaleza salvaje o domesticada, durante siglos el hombre ha observado su entorno con interés creciente, observación que sin duda ha influido en su educación, en su comportamiento y en su modo de comprender el mundo. Los animales y las plantas, por tanto, no constituyen sólo objeto de estudio empírico, en el campo o en el laboratorio. El hombre los ha incorporado a su propia vida. Pero gran parte de la vida animal sigue constituyendo un misterio ya que en ella se encuentra de alguna manera encarnado el Otro, el ser vivo inalcanzable, libre y salvaje, integrado todavía en aquella naturaleza perdida, apartada o añorada. En este sentido, la vida animal y vegetal suscita miedos y fantasmas que son canalizados a duras penas por la imaginación humana a través de esas ficciones que constituyen...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.