Show Less

«Vel Apolline muto»

Estética y poética de la Antigüedad tardía

Jesus Hernandez Lobato

Este libro pretende reconstruir el paradigma estético que subyace a las producciones literarias y artísticas de la Antigüedad tardía (s. IV-VI d. C.), tan poliédricas y sofisticadas como tradicionalmente malentendidas. Propone para ello un nuevo modelo omnicomprensivo de análisis cultural, basado en tres pilares fundamentales. El primero consiste en la adopción de un enfoque multidisciplinar, que toma en consideración la mayor parte de las manifestaciones culturales de la época: literatura, urbanismo, filosofía, arte, religión, moda, propaganda, etc. El segundo conlleva un empleo crítico y sistemático de los principales marcos teóricos de nuestro tiempo – deconstrucción, psicoanálisis, polisistemas, etc. –, cuyas novedosas perspectivas aportan una comprensión más rica y profunda de dichas manifestaciones. Finalmente, un extremo rigor filológico preside el tratamiento de los textos.
Este nuevo modelo, válido para dar cuenta de una gran variedad de fenómenos, se ensaya mediante su aplicación sistemática a la obra de Sidonio Apolinar, uno de los autores más representativos de la estética tardoantigua. De este modo, se consigue un equilibrio entre la especulación teórica y su aplicación analítica, lo que garantiza la fiabilidad de los resultados. Se trata, en definitiva, de un trabajo pionero y único en su género, llamado a abrir nuevos caminos en el estudio de la Antigüedad tardía.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

6. El imperio de la parte: fragmentos y detalles en el discurso estético tardoantiguo 257

Extract

6. El imperio de la parte: fragmentos y detalles en el discurso estético tardoantiguo 6.1 Consideraciones preliminares: parte, fragmento, detalle It is not the time to finish anything. It’s the time of fragments. Marcel DUCHAMP Uno de los “vicios” estéticos que la crítica tradicional ha achacado con mayor frecuencia a la literatura tardoantigua es su extravagante obse- sión por el detalle y el fragmento, es decir, su carencia de un sentido orgánico de la creación poética que sepa integrar —sin excesos ni des- equilibrios— cada una de las partes dentro de un todo superior co- herentemente estructurado. Como es evidente, tales reproches derivan del sistema de valora- ción estética preconizado por la teoría poética de Aristóteles, que animó buena parte de las obras —tanto plásticas como literarias— del clasicismo grecolatino. La miniaturización preciosista, la composición episódica y disrupta, la integración obsesiva de fragmentos “prestados” (citas, intertextos encadenados, tópoi de la historia literaria, etc.), la preeminencia del detalle sobre el conjunto y el desequilibrio manieris- ta que de todo ello deriva fueron esgrimidos como razones de validez supuestamente universal para desprestigiar toda la producción artística de la Antigüedad tardía. No podemos, desde luego, negar —al margen del contenido puramente valorativo— el acierto de la crítica deci- monónica en su diagnóstico estilístico, al evidenciar como rasgo de- terminante de la estética tardoantigua ese regusto atomizador...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.