Show Less

La ictionimia andaluza en el siglo XVIII: el caso de Cádiz y Pehr Löfling (1753)

Series:

Mercedes De La Torre and Alberto M. Arias

El presente libro recoge el resultado de la primera revisión lingüística del manuscrito inédito Pisces Gaditana Observata Gadibus et ad Portus Sª. Mariá. 1753. Mens Nov. et Decemb. El manuscrito fue producido por el botánico sueco Pehr Löfling, discípulo predilecto de Carlos Linneo y se conserva en el Real Jardín Botánico de Madrid. Está escrito en español y en latín, es de gran valor para la historia del léxico andaluz y contribuye a la datación etimológica de numerosos ictiónimos. Tras exponer una breve historia del documento, los autores transcriben exhaustivamente todos los ictiónimos contenidos en sus distintos apartados y realizan un profundo análisis de la ortografía, la pronunciación y el léxico. El estudio pormenorizado del corpus ictionímico ocupa la mayor parte del libro. Cada ictiónimo y las posibles especies asociadas se analizan razonadamente, destacando los rasgos o indicios que conducen a cada una de ellas, y se aporta un dibujo científico, original de uno de los autores, de la especie que examinó Löfling. Al final, a modo de resumen, se incluye un anexo de gran utilidad, que contiene el listado completo de ictiónimos y de especies.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

4. Revisión lingüística y Taxonómica del documento 21

Extract

21 4. Revisión lingüística y taxonómica del documento De los 133 ictiónimos que contiene el documento, 43 aparecen escritos entre dos y cuatro formas diferentes (por ejemplo: anguila-angila- anguilla; besugo-besuvo-vesugo; borriquete-boriquete-borigete- boriguete; bermejuela-vermejuela-vermehuela; chucho-chuso-chuzo; hocinero-ocinero-osinero; mojarra-mochara-mohara-mojara; safio- zafio-çafio; robalo-ròbalo-rovallo), resultando un total 71 variantes más, con lo que el total de denominaciones ictionímicas contenidas en el manuscrito es de 204. En su mayoría se trata de sustantivos en singular: albur, atun, chopa, cabrilla, herrera, etc., pero también existen plurales: albures, atunes, dentones, salmonetes, gorions, así como dos deno- minaciones colectivas: besogal o berogal y moralla. La mayoría de los ictiónimos se repiten varias veces en los distintos listados, pero hacen referencia a la misma especie. Solo chapeton, mero, machuelo y raya se refieren a dos o más especies distintas. Encontramos 13 ictiónimos que no se utilizan en la actualidad por los pescadores de los 20 puertos de las provincias de Cádiz y Huelva, o, al menos, no han sido recogidos en las encuestas de ICTIOTERM11: berogal (o besogal), bolivan, cachicato, carabola, caun, clerigo, hocinero, lenton, rapacuño, salo, saula (o sanla, sauba, sanba), sopajon y sparo. Además, hay que destacar que el manus- crito de Löfling contiene 56 términos que se documentan por primera vez como ictiónimos. Desde el punto de vista taxonómico, las 204 variaciones ortográficas de los ictiónimos contenidos en el documento hacen referencia a 104...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.