Show Less

La gramática de la poesía

Series:

Ramón Trujillo Carreño

El libro estudia los problemas fundamentales de la semántica textual con especial atención al lenguaje en su máxima expresión, es decir, el lenguaje literario. De los dieciocho capítulos de que consta la obra, los ocho primeros abordan diversos aspectos teóricos relacionados con el significado y el referente del texto, las diferencias entre texto y mensaje, significado y usos, y cuestiones afines. A partir del capítulo nueve se aplican los conceptos teóricos al análisis de distintos textos literarios (Juan Ramón Jiménez, Dante, San Juan de la Cruz, Pedro García Cabrera, Pedro Lezcano y César Vallejo). El libro trata también el problema del significado no sólo en el lenguaje literario, sino también en otras manifestaciones artísticas como la pintura, la escultura y la música.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

IV. LA ACTITUD ESTÉTICA - 51

Extract

IV. LA ACTITUD ESTÉTICA. ENSAYO DE SEMÁNTICA TEXTUAL1 Lo primero es aprender a mirar los objetos como son2 y no como funciones de algo diferente de ellos mismos. Para un espíritu inteligente, no contaminado por doctrinas sobre el sentido del universo, el árbol, por ejemplo, sólo existe para ser árbol; la pala- bra, para ser palabra; la melodía, para ser melodía. No debemos mirar las cosas en relación con su destino, como si estuvieran ahí para cumplir un fin, pues lo que lla- mamos «fin» es siempre el resultado de una mala deducción nuestra: una consecuencia extraída de la experiencia cultural del mundo. De la observación de un objeto extrae- mos inferencias, pero cada inferencia vale sólo para cada observación: una generali- zación hecha a partir de un número forzosamente limitado de observaciones sólo des- cribirá esas observaciones, pero será incapaz de informar sobre la totalidad de los acontecimientos posibles en que puede participar ese objeto en cuestión. Desde un punto de vista banal, puede deducirse que el lenguaje —la palabra— «sirve para comunicar»: una inferencia correcta, pero incompleta. Una nueva observa- ción, también banal, nos puede llevar a la conclusión de que el lenguaje «sirve para pensar». Pero, de nuevo, comprobamos que la inferencia, con ser correcta, es insufi- ciente, porque puede parecer verosímil que, antes de «comunicarnos», hayamos pen- sado el contenido de la comunicación. ¿Se deduce...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.