Show Less

Expresión del tiempo en el lenguaje

Propuestas para una pragmática del tiempo- Estudio contrastivo español-alemán

Series:

Judith Scharpf Staab

La temporalidad lingüística, a diferencia del tiempo inmovilizado en los paradigmas verbales y en el tiempo dinámico vivencial, está condicionada por el soporte cognitivo que de hecho la genera. No refiere a los sucesos ni a los momentos en que tuvieron lugar, sino a los procesos psico-memorísticos que producen las entidades que se formalizan en el lenguaje. En consecuencia, en el presente libro se estipulan dos modos de edición: el «modo de edición en directo» y el «modo de edición en diferido». En diferido se construyen contenidos no comprobables, de ficción o prospección; el oyente queda eximido de responsabilidad comunicativa más allá de un puro procesamiento lingüístico. En la edición en directo, en cambio, se producen contenidos compartidos en mutua colaboración comunicativa. La teoría se ejemplifica en varios textos contrastivos en español y alemán.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

Capítulo I. Planteamiento

Extract

1 Temática El tema central que hemos elegido para el presente trabajo, la expresión del tiem- po en el lenguaje, ha sido ampliamente tratado por numerosos lingüistas, desde muy diversos puntos de vista, también desde la óptica contrastiva (ver Biblio- grafía). No obstante creemos que lejos de estar agotado el tema, su estudio por el método contrastivo y desde un enfoque cognitivo puede aportar nuevos datos de interés. Así pues, la temática que nos hemos propuesto para el presente trabajo aborda cuatro cuestiones centrales: • tiempo y expresión del tiempo en el lenguaje; • incidencias de lingüística cognitiva • incidencias de lingüística contrastiva; • la pragmática del tiempo. 1.1 La expresión del tiempo en el lenguaje En las últimas décadas los lingüísticas han dedicado grandes esfuerzos a inves- tigar la expresión del tiempo en el lenguaje, la llamada temporalidad lingüística, desde los puntos de vista gramatical, funcional, discursivo, etc. (cfr. H. Weinrich, 1964; D. Wunderlich, 1970; G. Rojo, 1976, 1990; C. Fabricius-Hansen,1986; A. Veiga, 1987, 1990; B. Comrie, 1976 J. Lyons, 1981; I. Bosque, 1990; M. L. Gu- tiérrez Araus, 1995, 1998; H. Vater, 1994; M. Hennig, 2000, entre muchos otros), dejando definitivamente sentado el carácter abstracto del tiempo formalizado en el lenguaje. Nos interesa insistir, no obstante, en la necesidad de […] no confundir el tiempo real con el tiempo verbal, porque el significado que conlleva el tiempo verbal está relacionado con otros signos...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.