Show Less
Restricted access

«Poeta ludens»

Juego y humor en la poesía de Virgilio

Series:

Andrés Tabárez

El objetivo de este trabajo es examinar elementos de juego y humor en la poesía de Virgilio. La tesis central del estudio no es que Virgilio era un autor alegre, ni que su obra deba interpretarse en clave menor. El trabajo no se propone ofrecer una nueva interpretación de conjunto; lo que se pretende, simplemente, es completar y enriquecer la imagen tradicional. Esta imagen, que nos presenta a un Virgilio invariablemente grave y serio, incluso hierático, no se corresponde con la totalidad de la obra del poeta mantuano. Para mostrarlo, el estudio ofrece una discusión de pasajes virgilianos en los que despuntan elementos de juego y humor.
Show Summary Details
Restricted access

2. Églogas

Extract

← 24 | 25 →

2.  Églogas

LA apreciación del humor y otros elementos lúdicos de las Églogas se ha visto obstaculizada y a menudo impedida por diversos factores. Entre éstos, el más importante es sin duda la extraordinaria fortuna posterior de la colección. El hecho de que el liber bucolicon haya sido tomado como un modelo de género ha tenido consecuencias impredecibles y a menudo perjudiciales para la lectura de estos poemas. No se trata meramente de que las nuevas versiones de la pastoral hayan condicionado nuestra percepción de la bucólica virgiliana. El estatuto ejemplar que la tradición ha querido atribuir a las Églogas –a la cabeza de un género particularmente dúctil y propenso al cambio– a menudo ha provocado falsas atribuciones y anacronismos de todo tipo1. Un caso espectacular lo constituye el mito de la Arcadia, un paisaje espiritual teñido de melancolía y nostalgia que muchos –sobre todo a partir de Snell (1945)– han considerado la quintaesencia de la bucólica virgiliana2. En realidad, como ha mostrado contundentemente E. A. Schmidt (1975) –y luego Jenkyns (1989)–, la Arcadia de Snell no es más que la Arcadia de Sannazaro, cuyas características fundamentales son el modo elegíaco, el tono melancólico (ambos canalizados a partir de la influencia de Petrarca), y la incorporación de elementos de la Edad de Oro. Sin duda, una inspección detenida de las Églogas enseña que para...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.