Loading...

Discursos y prácticas en la vida y en la obra de Santa Laura Montoya

by María Osorio Soto (Volume editor)
©2018 Edited Collection 244 Pages
Series: Hispano-Americana, Volume 58

Summary

Con este libro queremos contribuir al estudio académico e interdisciplinario de la vida y la obra de Santa Laura Montoya y, para ello, acudimos a investigadores cuyos saberes están anclados en diferentes disciplinas: teología, medicina, estudios literarios, periodismo, lingüística computacional y literatura comparada. Cada uno indaga sobre un período o un aspecto diferente de la vida de la Santa, coincidiendo, en algunos casos, con las producciones textuales de parte de la misma, pero, también con otros fenómenos culturales, lingüísticos y/o mediáticos, acontecidos a partir del proceso de canonización. Para el trabajo interpretativo, los investigadores toman como puntos de partida el análisis del discurso, los estudios culturales y,entre otras disciplinas, la hermenéutica feminista.

Table Of Contents

  • Cubierta
  • Título
  • Copyright
  • Sobre el autor/el editor
  • Sobre el libro
  • Esta edición en formato eBook puede ser citada
  • Contenido
  • Agradecimientos
  • Por las sendas de la vida y la obra de Laura Montoya Upegui (María E. Osorio Soto)
  • Laura Montoya Upegui: conductas, creencias y emociones sociales de 1904 a 1906 – Carta abierta al Doctor Alfonso Castro autor de Hija espiritual (Flor María Rodríguez Arenas / Profesora Emérita)
  • Aproximaciones al discurso misionero de Santa Laura Montoya (Jericó 1472–Medellín 1949) (María E. Osorio Soto / Edwin Carvajal Córdoba)
  • Laura Montoya Upegui y la naturaleza como metáfora de lo divino y lo humano (Natacha Ramírez Tamayo)
  • Bestiario casi pagano: religiosidad popular en Historia de las misericordias de Dios en un alma. Autobiografía de Santa Laura Montoya (Andrés Vergara Aguirre)
  • Almas. Madre Laura Montoya Upegui: fundadora, directora y editora (Dahyana Restrepo Sepúlveda)
  • La trascendencia del ser: hacia una antropología ontológico-mística en la espiritualidad misionera de Santa Laura Montoya (Edwin Alejandro Rivera Romero)
  • La muerte de una santa: bosquejo de una historia clínica (Paola Parra Ramírez)
  • Una fotografía no es una fotografía: sobre artefactos, imágenes semiotizadas y fotografías de archivo (Pedro Agudelo Rendón)
  • De la autoimagen omnipotente a la figura televisiva. Laura Montoya Upegui en sus textos y en la pantalla (Edwin Carvajal Córdoba / María E. Osorio Soto)
  • Una propuesta desde la lingüística de corpus asistida por computador para el análisis de Historia de las misericordias de Dios en un Alma. Autobiografía Santa Laura Montoya (2017). El caso del significado desde la metáfora conceptual y las colocaciones léxicas (Juan David Martínez Hincapié)

| 7 →

Agradecimientos

Son varias las personas e instituciones que han hecho posible la publicación de Discursos y prácticas en la vida y en la obra de Santa Laura Montoya Upegui (Jericó 1874–Medellín 1949) y a las que les debemos nuestros más sinceros reconocimientos. Agradecemos, en primer lugar, a la Congregación de Hermanas Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Sena por la generosidad y el respeto que han mostrado con nuestro trabajo investigativo sobre la vida y la obra de Santa Laura. Agradecemos, especialmente, a la hermana Carmen Sofía Camacho, quien tiene a su cargo el Archivo de Santa Laura y quien ha compartido su sabiduría de forma incondicional con los investigadores de este proyecto.

De igual forma agradecemos a los posgrados del área de Literatura de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia: Doctorado y Maestría, por el apoyo brindado. Finalmente, la publicación de este libro no habría sido posible sin la financiación recibida por parte del Comité para el Desarrollo de la Investigación (CODI) de la Universidad de Antioquia.

María E. Osorio Soto

| 9 →

María E. Osorio Soto1

Universidad de Antioquia

Por las sendas de la vida y la obra de Laura Montoya Upegui2

Pensar y estudiar la vida y la obra de Laura Montoya Upegui, desde una perspectiva actual, posibilita explorar y vincular su legado con las corrientes académicas más contemporáneas como el análisis del discurso, los estudios de género y los estudios culturales, entre otros. Tomando como apoyo estas herramientas teóricas, aportamos nuevos procedimientos investigativos, al igual que ampliamos los marcos interpretativos de su producción escrita, dando como resultado nuevas valoraciones de la producción escrita de Santa Laura. En este sentido, la utilización de las mencionadas corrientes teóricas implica, por un lado, la contextualización de la época en que Laura Montoya desarrolla su actividad pedagógica, religiosa, teológica y etnográfica; y por lo mismo, entender que su vida y su obra hicieron parte de las dinámicas sociales, educativas, políticas y eclesiásticas de su época.

Laura Montoya, como otras grandes personalidades que encontramos en la historia, transgrede su mismo tiempo y lo hace con su manera de ser y estar en el mundo. En sus narraciones autobiográficas encontramos un personaje que, además de romper esquemas, se fue abriendo espacios en un mundo y en una época bastante adversa para una mujer. Esa vida entregada a la acción es la que nos interesa evocar metafóricamente con el sustantivo sendas, que utilizamos en el título de este prólogo, pues conforme a su significado, que viene del latín Semĭta, alude al camino más estrecho de la vereda, principalmente utilizado para el tránsito de ← 9 | 10 → peatones y de ganado menor. Comparamos la vida de Laura Montoya con una senda que, de forma paralela y a pesar de los accidentes, ofrece una continuidad en el recorrido, pero también involucra la discontinuidad o los tropiezos, es decir, la aventura de las adversidades.

Así, la vida de Laura Montoya, estudiada como metáfora de una senda, nos ofrece la oportunidad de entender su obra como producto de un trasegar continuo, especialmente de su férrea voluntad que finalmente es la que garantizó la continuidad y el éxito de su labor; quiso ser maestra y lo fue; posteriormente, quiso ser maestra de indios y lo fue; seguidamente se propuso fundar una comunidad de hermanas misioneras y lo hizo. La discontinuidad, por su parte, opera en las inmediaciones de esta voluntad, sin depender de ella, pues alude a las fisuras o los accidentes del camino; lo que se interpone entre sus deseos y las condiciones para lograrlos. Esta discontinuidad se manifiesta de múltiples maneras, entre las cuales resaltan los obstáculos interpuestos por hombres importantes al interior de la Iglesia antioqueña. En 1914 no tuvo inconveniente en recorrer los 175 kilómetros que median entre Medellín y Dabeiba, donde tomaría posesión de su cargo como maestra en una escuela de varones que había estado cerrada por falta de alumnos, con la promesa de revivirla. Tampoco su “voluminosa humanidad” la percibía como un inconveniente, por lo que, sin dudarlo, emprendió sus excursiones, a lomo de burro, por la entonces inhóspita e indomable selva del Urabá, en busca de los indios que consideraba su deber cristianizar.

Entonces, ni la quebrada geografía antioqueña, ni la selva fueron un inconveniente para el desarrollo de las penosas travesías que Laura Montoya Upegui se sentía llamada a hacer; si se caía, se levantaba para continuar, si los caudalosos ríos se crecían y obstruían su paso, esperaba en ranchos improvisados, y en compañía de sus fieles seguidoras, a que las aguas amansaran para seguir el camino; si los esquivos emberas la rechazaban, porque ya para 1914 el asedio y la violencia de la “colonización paisa” los hostigaban, creaba nuevas estrategias para acercarse a ellos e involucrarlos para su causa. En fin, no cabría en estas páginas la sumatoria de los relatos que las sendas le traían, pues en sus aventuras de viaje se mezclan, como en las mejores páginas de nuestra literatura, desde Cervantes hasta García Márquez, lo real y lo maravilloso. A pesar de la tenacidad que Laura mostró a lo largo de su vida, no logró mitigar el poder eclesiástico que se cernía sobre ella y, por eso, cuando en 1925 los principales arzobispos de Antioquia decidieron que tendría que abandonar su amada cuna de la congregación, es decir, Dabeiba, no tuvo otra alternativa que obedecer. Sin embargo, este desalojo tampoco significó el final de la senda; por lo contrario, es a partir de entonces que sus bifurcaciones empiezan a convertirse en múltiples formas de darle continuidad a su obra. ← 10 | 11 →

La discontinuidad de las sendas fue difícil de vencer, pues, como lo hemos advertido, no dependía de la voluntad de la Santa, sino de la de otros. Aunque podríamos simplificar las razones de los tropiezos y asociarlos con las relaciones de poder al interior de la Iglesia o con el hecho de haber sido mujer y, como tal, haber propuesto nuevas formas de apostolado y de trabajo misional, no son argumentos suficientemente ilustrativos. Pensamos, en consecuencia, que los accidentes de las sendas podrían atribuirse, en parte, a una personalidad que no se correspondía plenamente con los moldes preestablecidos para ser mujer/monja, es decir, por romper dichos patrones constantemente. En sus testimonios escritos encontramos varios indicios para pensar que Laura Montoya rompía las expectativas entre el ser y el deber ser, por lo que su manera de actuar ponía nerviosos a los poderes eclesiásticos.

Lo dicho hasta el momento es una invitación a leer los trabajos que incluimos en este libro, pues se trata de las pesquisas que algunos académicos estamos haciendo sobre las sendas de Laura Montoya, lideradas por profesores del Grupo de Estudios Literarios (GEL) de la Universidad de Antioquia, en colaboración con otros Grupos de Investigación y entidades educativas: Grupo de Estudios Lingüísticos Regionales (GELIR), Colorado State University, Universidad Católica de Oriente, La Fundación Universitaria Juan N. Corpas, el Seminario Conciliar de Bogotá. La primera versión de algunos de los trabajos incluidos en este volumen fue presentada en el “Primer Congreso Laura Montoya Upegui: Visones y razones”, el cual fue realizado en el año de 2016, en un esfuerzo común entre la Universidad de Antioquia, la Universidad Pontifica Bolivariana de Medellín, la Pontificia Universidad Javeriana de Cali y la comunidad de las Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Sena.

Con este libro, como lo hicimos en el anterior, publicado en 2016, Miradas múltiples. Estudios sobre la obra de Santa Laura (Jericó, 1874-Medellín, 1949), queremos contribuir al estudio académico e interdisciplinario de la obra de esta polifacética escritora y, para ello, acudimos a investigadores cuyos saberes están anclados en diferentes disciplinas y especialidades: teología, medicina, estudios literarios, periodismo, lingüística computacional y literatura comparada. De igual manera, cada trabajo indaga sobre un período distinto de la vida de la Santa, coincidiendo, en algunos casos, con alguna de las producciones textuales de parte de la misma, pero también con otros fenómenos culturales, lingüísticos y/o mediáticos, acontecidos a partir de su proceso de canonización. Diez artículos integran el presente volumen, los cuales hemos dispuesto de forma cronológica, según las fechas de escritura de la obra en cuestión, o, en su defecto, del suceso que cada uno estudia. ← 11 | 12 →

En el primer artículo, “Laura Montoya Upegui: conductas, creencias y emociones sociales de 1904 a 1906 – Carta abierta al Doctor Alfonso Castro autor de Hija espiritual”, la investigadora Flor María Rodríguez Arenas indaga sobre un período marcado por la adversidad y el padecimiento en la vida de Laura Montoya, el cual inicia en 1904, cuando ella era la directora del Colegio de la Inmaculada en Medellín, donde estudiaban muchas hijas de liberales. Cuando en 1905 una de las estudiantes liberales, Eva Castro, suspendió temporalmente su boda, se atribuyó la causa a las ideas que había adquirido en la clase de religión, por influjo de la directora sobre la joven. Los chismes y las maledicencias hicieron que los sectores civiles y clericales de Medellín ejercieran el total ostracismo sobre Laura, negándole la obtención de comida y calumniándola; la apedreaban por las calles e incluso intentaron darle muerte.

Rodríguez Arenas destaca que a los anteriores sucesos se sumaron nuevas vicisitudes cuando el médico Alfonso Castro, hermano de Eva, publicó la novela Hija espiritual (noviembre de 1905); ficción que se tomó literalmente como lo sucedido en la boda de Eva. Los ánimos se encendieron y la prensa rechazó un tipo de enseñanza como el que impartía la beata representada en la novela. Las autoridades cerraron el colegio y Laura fue abandonada por todos los que antes la apreciaban, quedando casi menesterosa y discriminada completamente.

Por orden eclesiástica, para limitar el detrimento que sufría la educación católica por el escándalo, Laura tuvo que estructurar y divulgar su primer texto público: Carta abierta al Doctor Alfonso Castro autor de Hija espiritual (julio de 1906). La naturaleza dialógica de esta carta enfrentó puntos de vista políticos, religiosos, educativos y de aspectos de género, pero, sobre todo, expuso el candente problema político-religioso que se desarrollaba en torno a la educación.

Details

Pages
244
Year
2018
ISBN (PDF)
9783631767740
ISBN (ePUB)
9783631767757
ISBN (MOBI)
9783631767764
ISBN (Hardcover)
9783631763247
DOI
10.3726/b14926
Language
Spanish
Publication date
2019 (April)
Keywords
Discursos Prácticas discursivas Interdisciplinariedad Estudios culturales Hermenéutica Discurso etnográfico
Published
Berlin, Bern, Bruxelles, New York, Oxford, Warszawa, Wien. 2018. 244 pp., 6 b/w ill., 1 col. ill.

Biographical notes

María Osorio Soto (Volume editor)

Dra. María E. Osorio Soto Doctora en Literatura de la Universidad de Estocolmo (Suecia). Profesora titular del Departamento de Lingüística y Literatura de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia. Miembro del Centro Internacional de Estudios Europeos y de Las Américas (CEYLA), y del Grupo Estudios Literarios (GEL).

Previous

Title: Discursos y prácticas en la vida y en la obra de Santa Laura Montoya