Loading...

Bernardino de Cárdenas Memorial y relación de cosas muy graves y muy importantes al remedio y aumento del reino del Perú

by Marta Ortiz Canseco (Author)
Others 160 Pages
Series: Hispano-Americana, Volume 72

Table Of Content

  • Cubierta
  • Título
  • Copyright
  • Sobre el autor
  • Sobre el libro
  • Esta edición en formato eBook puede ser citada
  • Agradecimientos
  • Índice
  • Estudio Preliminar
  • 1. Bernardino de Cárdenas, una figura ambivalente
  • 2. El Memorial en el contexto del Concilio Provincial de La Plata (1629) y la extirpación de idolatrías
  • 3. La evangelización de los Charcas y los memoriales de Cárdenas
  • 3.1. Prácticas retóricas del ‘iluminado’
  • 3.2. La revuelta de Songo
  • 3.3. La bula de la Santa Cruzada y otros objetos milagrosos
  • 3.4. Cárdenas y la Compañía de Jesús
  • 3.5. El origen del mal: mujeres y mestizaje
  • 3.6. Diferencias de estructura entre el manuscrito y el impreso
  • 4. Descripción e historia del manuscrito
  • Bibliografía
  • Criterios de la presente edición
  • Memorial y relación de cosas muy graves y muy importantes al remedio y aumento del reino del Perú
  • Prólogo
  • Lugar primero, que significa la gran justificación del principado y dominio de que el rey católico de España tiene sobre el reino del Perú
  • Otro lugar en que se significa cuán pocos en el Perú tratan a los indios con la fe y lealtad debida a Dios y al rey
  • Cuarto y quinto lugar, de que los malos tratamientos de los indios son causa de que unos no crean y otros se vuelvan a su gentilidad127
  • Sexto lugar, cuánta alabanza y gloria es para los reyes que se extirpen los ídolos e idolatrías en su reino
  • Séptimo lugar, en que se da aviso de la gran ignorancia que los indios tienen de la ley de Dios y su doctrina
  • Lugar octavo, en que se prosigue el mismo punto de los curas y ministros de los indios
  • Lugar noveno, en que se da aviso de cosas tocantes a los visitadores eclesiásticos
  • Lugar décimo, de la necesidad de las misiones y utilidad de ellas
  • Lugar once, en que se prueba que el santo evangelio y doctrina católica no está suficientemente promulga[da] a los indios
  • Lugar duodécimo, de la gran falta que hay en el Perú de obreros buenos y celosos para los indios
  • Lugar décimo tercio, y razones de lo mucho que importa proponer premio a los que se ocuparen en el ministerio y enseñanza de los indios del Perú
  • Lugar décimo cuarto, de la gran contradicción que hace el demonio a este ministerio de la predicación de los indios
  • Lugar quinto décimo, para dar aviso a su majestad de otras cosas muy importantes a su corona real
  • § 1.º Del vino y chicha que se vende a los indios para su destrucción total194
  • § 2.º De los alférez y pendones de las cofradías, cosa dignísima de remedio
  • § 3.º De los abusos que hay en los casamientos de los indios
  • § 4.º De la bula de la Santa Cruzada y de cuán a mal se expende entre los indios200
  • § 5.º De cosas tocantes al sacratísimo sacrificio de la misa, para que la oigan los indios y la necesidad que hay de esto
  • § 6.º De uno de los mayores males que hay en el Perú, que son los mestizos
  • § 7.º y muy importante, en que se trata de los corregidores de los indios
  • § 8.º De los caciques o curacas de los pueblos de los indios
  • § 9.º Qué modo de gobierno puede haber quitando los corregidores y tenientes y caciques
  • Anexos
  • Anexo I. [“Juramento vasallático” de los caciques Joan Liro y Joan de Soria Toco]
  • Anexo II. [“Juramento vasallático” de los caciques Miguel Arharata y Bartolomé Arhata]
  • Obras publicadas en la colección

ESTUDIO PRELIMINAR

En 1629 el sacerdote franciscano Bernardino de Cárdenas fue nombrado por el Santo Concilio Provincial de La Plata como legado y misionero para predicar y extirpar idolatrías en la región de Charcas, virreinato del Perú. Fruto de esta experiencia, en 1634 se publica en Madrid su Memorial y relación verdadera… de cosas del reino del Perú, breve texto de 64 hojas en el que narra sus andanzas como predicador en los Andes, así como los problemas que detecta y las soluciones que propone al rey Felipe IV para mejorar el gobierno y la evangelización del virreinato.

La Biblioteca Nacional de España alberga una versión manuscrita e inédita de este memorial, un texto autógrafo de Cárdenas, escrito en Cochabamba, en el que hallamos diferencias muy reveladoras con respecto al impreso. Este manuscrito, catalogado bajo la signatura Mss/3198, es el que editamos hoy aquí. Compuesto de 87 hojas, se trata de un texto muy desconocido que, como veremos, debió de escribirse entre 1629, cuando Cárdenas fue enviado como predicador, y 1634, año en que aparece la versión impresa. De contenido más extenso y opiniones más afiladas con respecto a las figuras de gobierno españolas, este manuscrito ofrece una amplia visión de la situación política y religiosa del altiplano. La venta de alcohol a los indios por parte de los españoles, el problema de la expansión mestiza, la absoluta corrupción en los puestos de poder y el asombroso apoyo que ofrece a los jesuitas serán algunos de los temas tratados por el franciscano en el texto que publicamos hoy.

El estudio que sigue ofrece un recorrido por la vida y la obra de fray Bernardino de Cárdenas, un análisis del documento manuscrito, así como una comparación exhaustiva entre el manuscrito y el impreso. Trataremos de fijar una fecha de redacción del texto, un panorama general de las circunstancias en que fue escrito, así como una contextualización de las líneas tratadas por Cárdenas en relación con lo establecido primero por el tercer Concilio Limense (1582–1583) y después por el Concilio Provincial de La Plata (1629). Este estudio buscará comprender no solo el objetivo último que se propuso su autor al escribirlo, sino también las corrientes de pensamiento que estaban configurando la construcción de la sociedad colonial andina a comienzos del siglo XVII.

1. Bernardino de Cárdenas, una figura ambivalente

Si por algo se recuerda hoy a Bernardino de Cárdenas es por su labor como obispo y gobernador de Paraguay a mediados del siglo XVII. Propuesto en 1638 para dicha sede vacante, ejerció allí de obispo desde 1640 hasta 1666, cuando fue trasladado, también como obispo, a Santa Cruz de la Sierra1. Estos años al frente del obispado de Paraguay estuvieron teñidos por la polémica que el franciscano protagonizó por su oposición a las misiones jesuíticas guaraníes. Si bien resulta complicado reconstruir la historia de estos enfrentamientos, puesto que existen relatos muy contradictorios según los intereses de sus autores, quizá sea Mercedes Avellaneda2 quien ha estudiado con más detalle, y con una perspectiva más objetiva, la cronología y sucesos de dicha polémica. Ella misma afirma que la mayoría de los historiadores que han tratado esta controversia son religiosos de la Compañía de Jesús, cuyos trabajos contrastan evidentemente con los pocos estudios realizados por franciscanos:

Los primeros presentaron al obispo Bernardino de Cárdenas como una persona de carácter exaltado, violento y desmedidamente ambicioso; los otros trataron de rescatar su figura, resaltando su preparación para ese cargo, al señalar sus conocimientos sobre derecho canónico, lenguas indígenas y su excelente oratoria. Los primeros lo describieron como un desequilibrado que rozaba la locura y los otros mostraron a una persona preocupada principalmente por hacer justicia y defender a los más débiles3.

Más allá de sólidos estudios académicos sobre Cárdenas como los de Barnadas, Claros, Priewasser o la misma Avellaneda, es evidente que en la historiografía sobre este franciscano existen dos líneas muy marcadas: la de quienes han querido ensalzar su figura y defender su trayectoria como la de un humilde y santo predicador (Guzmán, entre otros); y la de quienes, más inclinados a la versión jesuítica, lo tachan de orgulloso, falsificador, ambicioso y charlatán (Charlevoix, por ejemplo). Si desde el inicio del proceso los jesuitas movieron sus hilos para desprestigiar a Cárdenas valiéndose de todo el poder político de que gozaba la Compañía, en el mismo momento en que se desarrollaba la polémica, el ←15 | 16→franciscano Juan de San Diego Villalón viajó en varias ocasiones a Europa para representar y defender a Cárdenas frente a poderes políticos y eclesiásticos, y se encargó de reunir toda la documentación existente para presentar al rey un texto favorable a Cárdenas. Esta obra se editó por primera vez cerca de 1652, bajo el título de Memorial y defensorio al rey nuestro señor por el crédito, opinión y derechos episcopales de la persona y dignidad del ilustrísimo y reverendísimo don Fr. Bernardino de Cárdenas, y fue publicada de nuevo en 1657. Se trata de un volumen que recoge documentos desde que Cárdenas fue nombrado obispo hasta “1644, en que lo echaron de su Diócesis” y 1657 “en que se salió fuera de ella, obligándole a vivir en los campos y desiertos, donde predica e instruye a la muchedumbre de indios que le sigue”4. Esta recopilación de documentos constituye simplemente el “primer texto favorable al obispo y su gobierno, eclesiástico y civil, en España”, de lo que Guillemont califica como una batalla de “índole documental”5.

Como veremos más adelante, la base de esta polémica se encuentra en que los jesuitas nunca aceptaron como legítima la consagración de Cárdenas como obispo del Paraguay, mientras que este puso en su punto de mira los privilegios injustificados de la Compañía, denunció sus misiones y los quiso condenar, excomulgar y expulsar en sucesivas ocasiones, hasta que, finalmente, fue depuesto de su cargo. Lo cierto es que esta controversia ha sido resucitada en varios momentos de la historia y resultó muy útil volver a ella cuando los jesuitas fueron expulsados de todo el Imperio hispánico, casi un siglo después de los sucedido en Paraguay entre Cárdenas y la Compañía. Así, en 1768 se imprime en Madrid, en dos volúmenes, la Colección general de documentos tocantes a la persecución que los regulares de la Compañía suscitaron y siguieron… contra… Fr. Bernardino de Cárdenas. “Un varón tan virtuoso –leemos en el prólogo–, y amante de la sencillez evangélica, no podía dejar de sufrir persecuciones y contrastes de parte de los que por secta acostumbraron en todos tiempos juntar a Dios y a Belial”6. Los propios jesuitas habían difundido el siguiente poema satírico contra Cárdenas:

Todos nos han menester

Frailes, Cabildos y Audiencia,

Y todos en competencia

Tiemblan de nuestro poder:

Y pues hemos de vencer

Esta canalla enemiga,

←16 | 17→

Todo este pueblo nos siga

Summary

El franciscano Bernardino de Cárdenas ha pasado a la historia por su labor como obispo y gobernador de Paraguay a mediados del siglo XVII. Es menos conocida, sin embargo, su labor previa en el virreinato del Perú, como misionero y extirpador de idolatrías, experiencia sobre la que escribió un memorial del que se conservan dos versiones: una impresa en 1634 y otra manuscrita, que probablemente constituya un borrador previo al impreso. Se trata de un manuscrito autógrafo, escrito en Cochabamba, de contenido más extenso y opiniones más afiladas sobre la situación política, social y religiosa del altiplano andino. Este libro ofrece una edición moderna de dicho manuscrito, así como un estudio introductorio sobre las circunstancias de su escritura y una comparación con la versión impresa.

Biographical notes

Marta Ortiz Canseco (Author)

Marta Ortiz Canseco se doctoró en Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid, donde actualmente es Profesora Ayudante Doctora. Ha trabajado como Profesora Asociada en la Universidad de Alcalá de Henares (2011-2012) y como Profesora Adjunta en la Universidad Internacional de La Rioja (2012-2019). Fue una de las comisarias de la exposición "La biblioteca del Inca Garcilaso de la Vega, 1616-2016", muestra que se exhibió en la Biblioteca Nacional de España en 2016. Entre sus publicaciones, destaca la edición del Auto de la fe celebrado en Lima en 1639, por Fernando de Montesinos. Ha editado también el primer poemario de César Vallejo, Los heraldos negros, y la antología Poesía peruana 1921-1931: vanguardia + indigenismo + tradición.

Previous

Title: Bernardino de Cárdenas Memorial y relación de cosas muy graves y muy importantes al remedio y aumento del reino del Perú