Loading...

Investigación sobre la Distribución del Ingreso de China

by Fang Cai (Volume editor) Juwei Zhang (Volume editor)
Monographs VIII, 392 Pages

Summary

El problema actual de distribución de ingresos de China tiene la universalidad presentada en el proceso del rápido desarrollo de los países de economía de mercado, también cuenta con la especialidad causada de los mecanismos institucionales chinos. Observar y comprender este problema requiere no solo comenzar con las leyes generales del desarrollo de la economía de mercado, sino también aún más con los sistemas y mecanismos especiales de China. En base de esto, el libro ha abordado los temas como la presentación y la esencia de la distribución del problema de ingresos de China, la brecha de ingresos y el riesgo de la trampa de ingresos medios, los niveles salariales y la proporción de compensación laboral, así como los cambios en el mercado laboral, impacto de la reforma fiscal y la seguridad social en la distribución del ingreso.

Table Of Content

  • Cubierta
  • Título
  • Copyright
  • Sobre el editor
  • Sobre el libro
  • Este eBook puede citarse
  • ÍNDICE
  • SOBRE LOS AUTORES
  • INTRODUCCIÓN
  • CAPÍTULO I. BRECHA DE INGRESOS Y EL RIESGO DE LA TRAMPA DE INGRESOS MEDIOS EN CHINA
  • CAPÍTULO II. MANIFESTACIÓN Y ESENCIA DEL PROBLEMA DE LA DISTRIBUCIÓN DE INGRESOS DE CHINA—CAPITALIZACIÓN DE FACTORES DE PRODUCCIÓN Y DISTRIBUCIÓN INJUSTA
  • CAPÍTULO III. ANÁLISIS SOBRE LOS CAMBIOS Y PROBLEMAS DE LA PROPORCIÓN DE REMUNERACIÓN LABORAL EN CHINA
  • CAPÍTULO IV. CAMBIOS EN EL NIVEL SALARIAL Y CUESTIONES DE CRECIMIENTO EN CHINA: ¿DEBERÍAN SUBIR LOS SALARIOS?
  • CAPÍTULO V. REFORMA TRIBUTARIA Y DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA NACIONAL
  • CAPÍTULO VI. EMPRESAS DE PROPIEDAD ESTATAL Y DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA NACIONAL
  • CAPÍTULO VII. CRECIMIENTO ECONÓMICO Y DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA DE LOS RESIDENTES: CÓMO ALCANZAR EL OBJETIVO DE CRECIMIENTO DE INGRESOS DE LOS RESIDENTES CHINOS
  • CAPÍTULO VIII. EL IMPACTO DE LOS CAMBIOS EN EL MERCADO LABORAL EN LA DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO
  • CAPÍTULO IX. BRECHA DE INGRESOS ENTRE EL EMPLEO INFORMAL Y LOS TRABAJADORES URBANOS
  • CAPÍTULO X. SEGURIDAD SOCIAL Y DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO
  • CAPÍTULO XI. RELACIONES LABORALES ARMONIOSAS Y CRECIMIENTO SALARIAL RAZONABLE
  • CAPÍTULO XII. EXPERIENCIAS Y REFERENCIAS INTERNACIONALES EN MATERIA DE LA DISTRIBUCIÓN DE INGRESOS
  • CAPÍTULO XIII. CONCLUSIÓN Y RECOMENDACIONES
  • ÍNDICE

←vi | vii→

 

SOBRE LOS AUTORES

Cai Fang, ex vicepresidente de la Academia China de Ciencias Sociales, secretario general del Presidium de la División de la Academia China de Ciencias Sociales, Miembro de la Academia.

Zhang Juwei, investigador, tutor doctoral y director del Instituto de Población y Economía Laboral, Academia China de Ciencias Sociales.

Wang Meiyan, investigadora y tutora de doctorado del Instituto de Población y Economía Laboral, Academia de Ciencias Sociales de China.

Cheng Jie, investigador asociado del Instituto de Economía de la Población y del Trabajo de la Academia de Ciencias Sociales de China.

Zhao Wen, investigador asociada, Instituto de Población y Economía Laboral, Academia de Ciencias Sociales de China.

Chen Wendong, investigador, Instituto de Ciencias Tributarias de la Administración Estatal de Tributación.←vii | viii→

Liu Zuo, editor en jefe de China Taxation Newspaper, miembro especialista del Comité Administrativo de Reconsideración de Impuestos de la Administración Estatal de Tributación, y vicepresidente de la Asociación China de Derecho Fiscal y Tributario.

Guo Dongjie, profesor asociado de la Escuela de Administración, Economía y Comercio, maestro tutor de la Universidad de Tecnología de Zhejiang.

Du Yang, vice-director y investigador del Instituto de Población y Economía Laboral, Academia de Ciencias Sociales de China.

Gao Wenshu, Instituto de Población y Economía Laboral, Academia de Ciencias Sociales de China. Investigador, Tutor de Doctorado.

Qu Xiaobo, investigador del Instituto de Población y Economía Laboral, Academia de Ciencias Sociales de China.

Cheng Jie, investigador asociado del Instituto de Población y Economía Laboral, Academia de Ciencias Sociales de China.

←viii | 1→

 

INTRODUCCIÓN

zhang juwei

Siendo el país en crecimiento económico más rápido del mundo, China se enfrenta a un problema de distribución extremadamente complicado, que tiene tanto el carácter general mostrado en el curso del desarrollo rápido de un país de economía de mercado como la particularidad originada del mecanismo y el sistema de China. El problema de la distribución de ingresos de China no solo necesita ser observado y comprendido desde la ley general del desarrollo de una economía de mercado, sino que, además, hace falta hacerlo a partir del sistema y el mecanismo especiales de China, ya que de otro modo, será difícil retratar claramente la esencia del problema de la distribución del ingreso de China.

Haciendo una mirada retrospectiva a la historia del desarrollo económico mundial, se puede ver que, en la etapa inicial del rápido desarrollo, los países desarrollados primero se encontraron con una tendencia a ampliar la brecha de ingresos, y más tarde, con la continua mejora de los sistemas y reglas y la elevación del nivel del desarrollo económico, la brecha de ingresos, después de alcanzar cierto grado, comenzó a reducirse, formando así una curva de Kuznets en forma de U invertida. Sin embargo, en términos estrictos, la curva U invertida de la distribución del ingreso experimentada por los países desarrollados carece de prueba de una rigurosa teoría económica, ni tampoco ha sido plenamente confirmada por la investigación empírica, así que esta versión teórica todavía se queda en la etapa de hipótesis.

←1 | 2→

China se encuentra actualmente en el proceso de rápido desarrollo económico, por lo que el problema de la distribución del ingreso parece estar interpretando parcialmente la curva de Kuznets, mostrando la tendencia expansiva de la disparidad de ingresos con el desarrollo económico. En este caso, si se cree que la hipótesis de Kuznets es correcta, es natural suponer que la expansión de la brecha de ingresos finalmente se reduzca automáticamente a medida que se aumente el nivel del desarrollo económico, y el problema de la distribución del ingreso podrá resolverse automáticamente a través del desarrollo. Sin embargo, la evolución del problema de la distribución del ingreso en los países desarrollados muestra que el proceso de expandir primero y luego reducir la brecha de ingresos no es un proceso completamente automático, sino un proceso que se mejora junto con la constante perfección de las reglas institucionales. En este sentido, la curva de Kuznets no solo es una curva que cambia con el nivel del desarrollo económico, sino que en mayor medida es una curva que cambia con los sistemas y reglas. De hecho, hasta el momento no hay ninguna experiencia internacional que pueda comprobar que la expansión de la brecha de ingresos se reduzca automáticamente solo por el aumento del nivel de desarrollo económico. Por lo tanto, para estudiar el problema de la distribución del ingreso, hay que contar con una perspectiva de desarrollo para estudiar sus relaciones con el desarrollo económico, y al mismo tiempo una perspectiva institucional para estudiar sus relaciones con los sistemas y reglas.

La que se implementa en China es una economía de mercado socialista, lo que determina que la distribución del ingreso de este país tenga sus propias leyes especiales en el curso de la comercialización. El desarrollo conjunto de los diversos componentes económicos con la propiedad pública como el cuerpo principal es el sistema económico básico de China, lo que requiere un sistema de distribución de ingresos correspondiente que combine la distribución por el trabajo y por los factores de producción. Por lo tanto, visto desde el sistema de distribución, China tiene tanto las características comunes como las particulares con otros países de economía de mercado. Entre ellas, la distribución según factores de producción refleja la ley de distribución de la economía de mercado, mientras que la distribución según el trabajo refleja las características de la distribución de la economía socialista de propiedad pública. Diferentes métodos de distribución conducirán inevitablemente a diferentes problemas de distribución correspondientes, lo que significa que en China no solo se generarán problemas comunes por la distribución del ingreso de los países con economías de mercado en general, sino que también habrá problemas especiales asociados con el sistema económico básico de China. Estos dos tipos de problemas están entrelazados y se afectan entre sí, lo que determina la complejidad del problema de la distribución del ingreso de China.

Con la transición de China de una economía planificada a una economía de mercado, el sistema económico básico de este país ha cambiado un único sistema ←2 | 3→de propiedad pública por un sistema que incluye el desarrollo conjunto de los diversos componentes económicos con la propiedad pública como el cuerpo principal, así que el sistema de distribución también ha cambiado de la distribución según el trabajo a la distribución principalmente según el trabajo más la participación de diversos factores de producción. Durante este proceso, se rompió el patrón de distribución de ingresos relativamente promedio formado con el sistema de distribución según el trabajo bajo las condiciones de propiedad pública en el pasado, y ha venido formándose gradualmente el mecanismo de distribución de acuerdo con la contribución de los factores de producción, la diferencia de ingresos se ha expandido constantemente y se presentan graves problemas de distribución de ingresos. Cabe decir que el problema actual de la distribución de ingresos de China está profundamente arraigado en los cambios de los sistemas y mecanismos y de las formas de distribución de China. La relación de producción determina la relación de distribución, y el problema de la distribución del ingreso es, en cierto punto, el reflejo de la relación de producción en la esfera de distribución. En los más de 60 años desde la fundación de la Nueva China, se han experimentado varias alteraciones en la estructura de propiedad, y cada una de ellas no solo trajo cambios en el ámbito de producción, sino que también cambios en el campo de distribución.

En los primeros años de la fundación de la Nueva China, de 1949 a 1956, mediante la toma de posesión de la propiedad desde las manos del gobierno de Kuomintang (el Partido Nacionalista) por el gobierno del pueblo y la confiscación de la tierra de los terratenientes para distribuirla a los campesinos, se formó una estructura de coexistencia de múltiples propiedades bajo la dirección de la economía estatal. De tal estructura de propiedad se generó una tremenda vitalidad de producción y el rápido desarrollo de la economía nacional, constituyendo así el primer período de rápido desarrollo en la historia de la Nueva China. De 1949 a 1956, el salario de los empleados de la propiedad de todo el pueblo aumentó más del doble y el nivel de vida de las masas populares se mejoró sustancialmente, en tanto que la distribución del ingreso se mantuvo dentro de un intervalo razonable. Pero lamentablemente esta situación con rápido desarrollo no se pudo mantener durante bastante tiempo, no sin antes empezar a sufrir otro cambio de la estructura de propiedad.

Después de 1956, con la transformación socialista de la propiedad privada de los medios de producción, se formó un sistema único de propiedad pública, y sobre esta base, se constituyó un sistema de economía socialista planificada, cuyo propósito fue acelerar aún más el desarrollo económico, pero resultó en el estancamiento económico y la dificultad de vida para las masas. Por ejemplo, en los 22 años, de 1957 a 1978, los salarios nominales de los empleados de las unidades estatales aumentaron en solo 7 yuanes (de 637 yuanes a 644 yuanes), pero en términos de salarios reales, el de 1978 solo era del 85.2% del de 1957, es ←3 | 4→decir, se redujo en un 14.8% después de 22 años (Zhao Dexin, 2000). Fuera del estancamiento del crecimiento económico, debido a la eliminación de la propiedad privada y al formarse un sistema único de propiedad pública y la implementación del sistema de distribución según el trabajo, se constituyó un patrón de distribución de ingresos igualitaria. China, con una economía planificada, fue uno de los países más pobres del mundo, pero también uno de los países con la mínima brecha de ingresos en el mundo. Hay que señalar que una sociedad tan pobre e igualitaria no es una sociedad de distribución justa o imparcial, sino es el reflejo de la injusticia en otra forma, porque el patrón distributivo promedio de la distribución del ingreso igualitaria es el resultado a expensas de la eficiencia económica y de la distorsión de la configuración de los factores de producción mediante el subsidio a personas que aportan menos con el trabajo de las personas que aportan más.

La sociedad con distribución igualitaria no es el socialismo. Así que desde la reforma y apertura en 1978, China ha experimentado otro cambio de la estructura de propiedad, que también marcó el comienzo de un nuevo período histórico del desarrollo de China durante el cual, el Partido Comunista de China exploró y formó la teoría de la etapa primaria del socialismo, y ha mejorado el sistema básico de la economía socialista para marchar en un camino socialista con características propias de China. En la etapa primaria del socialismo, dado que el nivel general de productividad es atrasado y se presenta múltiple estratificación, se requiere objetivamente la participación en el desarrollo económico también de otros componentes económicos distintos del sector público, tales como la economía individual, la economía privada y la economía extranjera, por eso, desde la reforma y la apertura, China ha alentado y fomentado fuertemente el desarrollo de elementos económicos de la propiedad no pública. Después de más de 30 años de práctica, en la sociedad china se han eliminado gradualmente las trabas de la única estructura de propiedad pública para la productividad, y ha surgido una situación vívida con la coexistencia de las múltiples propiedades con la propiedad pública como el pilar y la complementación de las ventajas de diferentes componentes económicos. En los últimos 30 años, la economía china ha crecido a una tasa anual promedio de alrededor del 10%, creando un milagro en la historia del desarrollo económico mundial. En la actualidad, el volumen total de la economía china ha llegado a ser el segundo lugar en el mundo, con un PIB per cápita superior a los 8000 dólares estadounidenses, clasificándose entre los países de ingresos medios. Por supuesto, con el rápido desarrollo de la economía, la distribución del ingreso altamente promediada de China en el pasado también ha sufrido cambios fundamentales durante este período y la brecha de ingresos se ha expandido constantemente, de modo que el coeficiente de Gini actual sigue siendo tan alto como 0.47, convirtiéndose de un país de ingreso más promedio en uno de los países con una brecha más grave.

←4 | 5→

Debe decirse que el problema actual de la distribución del ingreso no corresponde absolutamente con el sistema económico básico socialista y es mucho menos compatible. En teoría, el sistema social con la propiedad pública como el cuerpo principal y con el desarrollo conjunto de múltiples componentes económicos no solo es favorable al desarrollo económico, sino también a la formación de un patrón de distribución de ingresos justo y razonable. En la práctica, la participación conjunta de los diversos componentes económicos en la competencia del mercado de China constituye una gran fuerza motriz para el crecimiento económico creando un potencial de alto crecimiento y una fuerte competitividad de la economía china. En este sentido, el sistema económico básico de China refleja el “dividendo institucional” en la promoción del crecimiento económico, lo que demuestra la ventaja de este sistema. Pero, en el tema de la distribución del ingreso, la superioridad del sistema económico básico de China no se ha desplegado plenamente. La participación en el mercado de la propiedad pública como el principal componente económico debe ser por razón una barrera natural para reducir la brecha de ingresos, pero esta ventaja del sistema no se ha puesto en pleno juego, y por el contrario, han surgido graves problemas de distribución del ingreso. Cabe decir que explorar las causas dentro de ello es el clave para el entendimiento de los problemas de distribución del ingreso.

El problema actual de la distribución del ingreso de China no solo se manifiesta por la expansión de la brecha de ingresos y el aumento de la desigualdad en el nivel micro, sino también por el desequilibrio del patrón básico de distribución del ingreso en el nivel macro: se disminuyen tanto la proporción de la compensación laboral en la distribución inicial como la proporción del ingreso de la población en el ingreso nacional. Aunque las presentaciones en el nivel micro y el nivel macro son diferentes, existe una relación muy estrecha entre ambos, se puede decir que la creciente brecha de ingresos y el aumento de la desigualdad en China están en gran parte arraigados en el desequilibrio del patrón de distribución macro.

En el patrón actual de distribución del ingreso, el salario de los trabajadores crece lento y el ingreso del capital se aumenta rápidamente, lo que da como resultado que la proporción de la compensación laboral en la distribución inicial está disminuyendo y la participación del ingreso del capital está incrementando rápidamente. Según los datos de la “Tabla de flujo de capital” de la Oficina Nacional de Estadísticas, de 1992 a 2008, la compensación laboral como porcentaje del PIB cayó del 54.56% al 47.6%, mientras que la retención (ganancia) de las empresas aumentó del 22.58% al 27.78%, los ingresos totales por el factor de capital aumentaron del 30.93% al 36.4%. En el patrón de distribución del ingreso nacional, el aumento en la participación del ingreso en los factores de capital tiene diferentes significados para las brechas entre ingresos individuales en sociedades de diferentes sistemas. Bajo el sistema económico privado completo, las diferencias en la posesión individual de capital privado son mucho más grandes que las diferencias ←5 | 6→en el factor de trabajo, y el aumento del rendimiento de capital jugará el papel de ampliar la brecha de ingresos. Las ganancias de capital obtenidas por el componente económico público no pertenecen a individuos, por lo tanto, el aumento en los ingresos no aumenta directamente la brecha entre ingresos individuales, en cambio, si esas ganancias pueden ser distribuidas equitativamente, jugarán un papel para restringir la brecha creciente de ingresos. Sin embargo, el componente económico público en el sistema económico básico de China no parece desempeñar plenamente su papel en la reducción de la brecha de ingresos cada vez mayor.

¿Por qué en el sistema económico básico con la propiedad pública como el pilar de China también ha surgido el problema de aumentar las brechas de ingresos? Quizá hay dos causas principales aquí. En primer lugar, entre los componentes económicos chinos, la proporción de la economía estatal ha estado disminuyendo, “el retroceso del estatal y el avance del privado” ha conducido a que más y más ganancias de capital sean poseídas por individuos, lo que ha constituido una importante fuerza motriz para ampliar la brecha de ingresos. Después de más de 30 años de rápido desarrollo, con el apoyo y estímulo a los factores económicos no estatales, por ahora, parece que la economía de propiedad pública todavía controla y predomina, en lo funcional, la línea vital del desarrollo económico; pero desde lo estructural, el patrón de la posición dominante del componente económico estatal se ha cambiado y la participación del componente económico estatal se ha disminuido constantemente. Al comienzo de la reforma y apertura en 1978, la economía estatal de China se encontraba en una posición dominante absoluta. La economía de propiedad pública representaba el 99% del producto nacional bruto y la economía no pública representaba solo el 1%. Para el año 2000, se había modificado en gran medida el patrón de la posesión y el uso del capital estatal y colectivo: el capital de los habitantes había superado el estatal, incluso llegó a ser mayor que la suma del capital estatal y el colectivo. Según el estudio, en el capital total de 28.7 billones (28 700 mil millones) de yuanes de China en el 2000, el estado representó el 34%, el colectivo representó el 12%, el individuo residente representó el 43% y el de Hong Kong (China), Macao (China) y Taiwán (China), más el capital extranjero representó el 11% (Fan Gang, Yao Zhizhong, 2002). En los últimos años, se ha acelerado aún más el proceso de “el retroceso del estatal y el avance del privado” de la estructura económica de China, y se ha disminuido en mayor medida la proporción del componente económico público. Las investigaciones relevantes muestran que, en 2008, los activos de capital nacional totalizaron 14 4007.8 millones de yuanes, en el cual el capital estatal contó con el 10.50%, el capital colectivo con el 2.76%, el capital personal con el 79.92% y el capital extranjero con el 6.82% (Li Jiguang, 2011). Este cambio en la estructura de capital conduce inevitablemente a un cambio correspondiente en el patrón de la distribución del ingreso. En la renta del capital dentro del ingreso nacional, la proporción de la renta del capital privado no estatal ha sido cada vez mayor y en ←6 | 7→esta circunstancia, la enorme diferencia en la posesión de capital privado se ha convertido en la causa clave para la expansión de la brecha de ingresos.

En segundo lugar, la distribución del ingreso del componente económico estatal de China no refleja el principio de distribución según el trabajo, sino que es ocupado exclusivamente por algunos grupos de personas, mientras que todos los ciudadanos que son titulares de derechos e intereses no han recibido los beneficios que merecen. Así, no solo que los ingresos del componente económico estatal no han desempeñado el papel en la reducción de la brecha creciente de ingresos, sino que al contrario han ampliado la brecha en la distribución del ingreso en cierta medida. El rendimiento específico es el siguiente: Primero, los salarios de los empleados de las empresas estatales, especialmente las empresas monopolistas estatales, son más altos que el nivel promedio de toda la sociedad, e incluso los ejecutivos corporativos tienen un salario anual asombrosamente alto, lo que ha agravado la brecha de ingresos entre los miembros de la sociedad. En segundo lugar, los beneficios de las empresas estatales circulan internamente en las empresas en lo fundamental y no reflejan los derechos e intereses de los propietarios de la economía estatal, incluso las empresas estatales no han pagado dividendos al estado durante largo tiempo, a pesar de comenzar a entregarlos desde 2007, por lo que la proporción sigue siendo muy baja, ya que solo representa entre el 5% y el 15% de los beneficios corporativos, y casi el 90% de los beneficios después de impuestos permanecen en las empresas. En tercer lugar, son irrazonables el sistema de distribución de los recursos estatales y el de los ingresos del monopolio. Para industrias tales como el petróleo, la minería de carbón, metales negros y no ferrosos, banca, seguros, telecomunicaciones, tabaco, etc., la tasa de ganancia es doble o varias veces más alta que la de las industrias competitivas generales, y, como la mayoría, son ingresos de recursos o de monopolio y deben incluirse en las finanzas públicas para el bienestar social, pero durante mucho tiempo, las ganancias de estas industrias son básicamente propiedad de las empresas. Aunque se ha introducido la reforma del impuesto a los recursos, la cobertura es limitada y no es bastante fuerte, lo que no alcanza a resolver el problema de la distribución de los ingresos.

En resumen, el problema actual de la distribución de ingresos de China tiene razones muy complicadas, incluyendo el impacto del propio mecanismo de mercado, más las razones de sistemas y de reglas, así como el impacto especial de la etapa del desarrollo económico en sí, cuyas características son como las siguientes:

En primer lugar, tiene la característica general de la ampliación de la brecha de ingresos surgida en el rápido desarrollo de los países con economía de mercado lo que refleja el carácter común del desarrollo. En una economía de mercado, ganar ingresos según la contribución de los factores de producción es la ley de distribución de la economía de mercado, el cual también es el medio para realizar la asignación efectiva de recursos. La economía de China ha pasado de la economía ←7 | 8→planificada a una economía de mercado. El mecanismo de la última está jugando un papel cada día más grande en la determinación de la distribución del ingreso, Debido a la diferencia en la cantidad y calidad de los factores de producción, es inevitable que las entidades del mercado tengan ingresos diferentes. Visto desde la distribución primaria, el aumento en las diferencias de cantidad y calidad de los factores de producción entre los habitantes constituye la base objetiva y la fuerza motriz fundamental para la ampliación de la brecha de ingresos actual. Desde el ángulo de los factores laborales, la oferta de la mano de obra simple excede la demanda, mientras que la oferta de trabajadores altamente cualificados es insuficiente, resultando que el ingreso de la compensación laboral de los trabajadores de baja cualificación incrementa muy l\ento y el ingreso de los trabajadores con alto capital humano está aumentando rápidamente. En particular, como todavía existe la tendencia de capitalización en la tecnología y los factores de gestión relacionados con el capital humano, los salarios de los gerentes y técnicos profesionales senior están más determinados por su escasez, lo que ha creado un grupo de empleados “emperadores” y estrato de altos salarios, aumentando la brecha de ingresos entre los trabajadores. Partiendo de los factores de capital, “el retroceso del estatal y el avance del privado” en la composición económica de China han concentrado los activos y la riqueza sociales hacia el sector privado, y el capital del sector privado se concentra en un mínimo grupo de personas, lo que ha conducido a que los ingresos del sector privado conseguidos desde el capital social se concentren más hacia una minoría, ampliando en mayor medida la brecha entre los ingresos y la distancia entre los ricos y los pobres. Desde la perspectiva de la redistribución, el sistema tributario de China está basado en impuestos indirectos, y los impuestos directos que tienen la función de regular la distribución del ingreso ocupa una proporción pequeña, es decir, el sistema tributario no puede desempeñar su pleno papel en la regulación de la distribución del ingreso. El sistema impositivo basado en impuestos indirectos hace que el trabajador común soporte una carga fiscal más alta, mientras que el grupo de altos ingresos tenga una carga fiscal relativamente más liviana. Por lo tanto, el patrón actual de distribución de ingresos de China está estrechamente relacionado con la estructura básica y las características del sistema tributario en cierta medida. Al mismo tiempo, el sistema de seguridad social de China no es completo ni perfecto, los grupos de bajos ingresos están menos protegidos y la seguridad social no ha desempeñado un papel en la reducción de la brecha de ingresos. Los pagos de transferencia de China no solo son de una pequeña proporción, sino que algunos pagos de transferencia no pueden reflejar el efecto redistributivo. Por lo tanto, el hecho de que el sistema de redistribución de China falte de la función para regular la distribución del ingreso también constituye una causa importante de la ampliación de la brecha de ingresos actual en este país. De allí se ve que la distribución primaria de China ha prestado más atención a la eficiencia y ha ocasionado más serios problemas de distribución de ingresos; la ←8 | 9→redistribución debería, por su naturaleza, prestar más atención a la imparcialidad, pero la redistribución no ha resultado con la reducción de la brecha de ingresos de la distribución inicial, así que tanto la distribución primaria como la redistribución se ocupan más de la eficiencia y no se cuidan de la equidad.

Details

Pages
VIII, 392
ISBN (PDF)
9781433184758
ISBN (ePUB)
9781433184765
ISBN (MOBI)
9781433184772
ISBN (Hardcover)
9781433171963
Language
Spanish
Publication date
2021 (August)
Published
New York, Bern, Berlin, Bruxelles, Oxford, Wien, 2021. VIII, 392 p., 65 il. blanco/negro, 49 tablas.

Biographical notes

Fang Cai (Volume editor) Juwei Zhang (Volume editor)

Cai Fang, Vicepresidente de la Academia China de Ciencias Sociales, miembro del Grupo del Partido, miembro de la Academia China de Ciencias Sociales, miembro del Presidium del Ministerio de Educación, miembro del Comité Permanente del 12° Congreso Nacional del Pueblo, y miembro del Comité de Agricultura y Rural. También es miembro del Comité Nacional de Expertos del 13º Plan Quinquenal y editor de Labor Economic Research. Es autor de La economía de China, El desarrollo y la transformación del mercado laboral de China, y es el editor de la serie de informes de población y asuntos laborales de China. En los últimos años, ha ganado el Premio al Logro Sobresaliente de Zhang Peigang en Economía del Desarrollo, el Premio China Soft Science, el Premio China Development 100 People, el Premio Población China, el Premio Sun Yefang Economic Science y el Premio Nacional de Libros Publicados. Zhang Juwei, Director del Instituto de Población y Economía Laboral, CASS, supervisor doctoral, Presidente de la Asociación China de Economía Laboral, Vicepresidente de la Sociedad de Población China, Director del Centro de Investigación para el Desarrollo de la Industria de la Salud de la Academia China de Ciencias Sociales, jefe de redacción de China Population Science y subdirector de Labor Economic Research. Ha ganado más de 20 premios académicos a nivel provincial y ministerial, incluido el Premio de Ciencias Económicas Sun Yefang. Se ha dedicado a la investigación en los campos de la demografía y la economía laboral durante casi 30 años, y ha publicado más de 200 artículos en las revistas China Social Science, Economic Research y China Economic Review.

Previous

Title: Investigación sobre la Distribución del Ingreso de China