Show Less
Restricted access

Diarios latinoamericanos del siglo XX

Series:

Ana Gallego Cuiñas, Christian Estrade and Fatiha Idmhand

La abundante teoría sobre diarios publicada estos últimos años, doblada por un interés por la génesis de los textos, ha producido un auténtico fervor por el género. En rigor, el diario es el espacio narrativo donde se forjan la ficción, el estilo y el «yo», el molde en que el escritor pone a prueba su propia escritura en tanto que la somete a incontables modificaciones y relecturas que arrojan luz no solo sobre la construcción de su poética, sino también sobre la de su figura de autor y sobre los modos de circulación y recepción del diario en la actualidad.

Asimismo se impone en los estudios hispanistas la idea de que la literatura latinoamericana no ha producido grandes diaristas. Este libro intenta demostrar lo contrario: la gran importancia de un género tan heterogéneo en todas las sensibilidades estéticas del continente durante todo el siglo XX, como prueban Macedonio Fernández, Horacio Quiroga, Gabriela Mistral, Alfonso Reyes, Carpentier, Lezama, Arguedas, Octavio Paz, Bioy Casares, Idea Vilariño, Pizarnik, Ribeyro, Levrero o el mismo Che Guevara, entre otros.

Show Summary Details
Restricted access

Fragmentarismo y fusión genérica en el diario de Octavio Paz

Extract



Anthony STANTON

El poeta y ensayista mexicano Octavio Paz comienza a escribir un diario en 1935. Como sucede muchas veces, el detonante de la decisión de emprender este tipo de escritura íntima se localiza en un evento traumático, un momento dramático de crisis personal. Recordemos que entre 1931 y 1933 el aprendiz empezó a publicar sus primeros poemas y ensayos en distintos periódicos y revistas de la Ciudad de México, firmando muchos de ellos como Octavio Paz Lozano, nombre que usaba para distinguirse de su padre, Octavio Paz Solórzano, conocido intelectual que participó en la vida política, llegando a ser representante legal de Emiliano Zapata en Estados Unidos y miembro influyente del Partido Nacional Agrarista en México. Los artículos y ensayos del padre aparecían con frecuencia en las publicaciones periódicas de la época. Después de la inesperada e insensata muerte de éste en 1935, la sombra de su ausencia dejaría no pocas huellas –directas e indirectas– en la poesía del hijo. De las nueve publicaciones en verso de los dos primeros años de actividad del adolescente, entre junio de 1931 y septiembre de 1933 (ocho poemas sueltos y el folleto Luna silvestre), seis ostentan el apellido materno. Pero después de la publicación de su primer libro, Luna silvestre, en septiembre de 1933, el joven entró en un silencio total en los años siguientes. Este silencio se rompe de...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.