Show Less
Restricted access

Diarios latinoamericanos del siglo XX

Series:

Ana Gallego Cuiñas, Christian Estrade and Fatiha Idmhand

La abundante teoría sobre diarios publicada estos últimos años, doblada por un interés por la génesis de los textos, ha producido un auténtico fervor por el género. En rigor, el diario es el espacio narrativo donde se forjan la ficción, el estilo y el «yo», el molde en que el escritor pone a prueba su propia escritura en tanto que la somete a incontables modificaciones y relecturas que arrojan luz no solo sobre la construcción de su poética, sino también sobre la de su figura de autor y sobre los modos de circulación y recepción del diario en la actualidad.

Asimismo se impone en los estudios hispanistas la idea de que la literatura latinoamericana no ha producido grandes diaristas. Este libro intenta demostrar lo contrario: la gran importancia de un género tan heterogéneo en todas las sensibilidades estéticas del continente durante todo el siglo XX, como prueban Macedonio Fernández, Horacio Quiroga, Gabriela Mistral, Alfonso Reyes, Carpentier, Lezama, Arguedas, Octavio Paz, Bioy Casares, Idea Vilariño, Pizarnik, Ribeyro, Levrero o el mismo Che Guevara, entre otros.

Show Summary Details
Restricted access

La furia fría. Meandros de intimidad en el diario de Rodolfo Walsh

Extract

← 186 | 187 →La furia fría

Meandros de intimidad en el diario de Rodolfo Walsh

José Manuel GONZÁLEZ ÁLVAREZ

“En 1964 decidí que, de todos mis oficios terrestres, el violento oficio de escribir era el que más me convenía” (Walsh, 2007: 15). Las palabras, de 1966, son del escritor y periodista argentino Rodolfo Walsh (1927-1977), dialogando en quiasmo con Raymond Chandler (“el simple arte de matar”) sobre el ejercicio de la literatura. En marzo de 1972, el propio Walsh enumera –muy gráficamente– una retahíla algo caótica de “cosas que ama”, entre las cuales figura “la furia fría” (ibid.: 226). El sintagma sintetiza a la perfección toda la obra del rionegrino y lo hace aún más con su diario íntimo, que parece aunar tales extremos: un yo litigante y analítico en iguales proporciones que, en realidad, participa de la tensión y del pathos presente en todo acto diarístico (Link, 2003: 288).

En lo que sigue me propongo recorrer algunos rasgos del diario de Walsh desde un doble presupuesto crítico: por un lado, la obvia presencia de un pacto autobiográfico asentado en la veracidad y en el apego a la referencialidad (Lejeune, 2007); y por otro, la ineluctable dosis de distorsión que opera en todo ejercicio confesional, como demuestran las nociones de desfiguración (defacement; De Man, 1991) y de autofiguración (Molloy, 1996; Amícola, 2007; Giordano,...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.