Show Less
Restricted access

Viajeros, diplomáticos y exiliados

Escritores hispanoamericanos en España (1914–1939) – Vol. III

Series:

Edited By Carmen de Mora and Alfonso García Morales

Tras un largo desencuentro con los países hispanoamericanos desde las luchas independentistas, hubo en España un período de intensa actividad americanista en el que se fortalecieron los lazos culturales entre ambas orillas: fue el comprendido entre fines del siglo XIX – unos años marcados por la celebración del Cuarto Centenario del descubrimiento y el Desastre del 98 – y la Guerra Civil. Los estudios aquí reunidos constituyen una primera entrega de un Proyecto de Investigación de Excelencia, coordinado desde la Universidad de Sevilla y con participación internacional, sobre las relaciones culturales y literarias que mantuvieron escritores e intelectuales hispanoamericanos con sus homólogos españoles con motivo de la presencia de aquellos en España entre 1914 y 1939. Prestigiosos especialistas examinan sus producciones, indagan sobre cómo y en qué círculos se integraron, de qué manera interactuaron e influyeron en el ambiente intelectual y literario, qué grado de participación tuvieron en la vida social a través de cargos, posicionamientos políticos, redes intelectuales y literarias o escritos de opinión; y, cuando estalló la Guerra Civil, en qué medida se implicaron en el conflicto y qué repercusiones tuvo éste en sus obras. En ese contexto, se entiende el marco transatlántico como un espacio de reflexión, debate e intercambio del que se beneficiaron tanto latinoamericanos como españoles.
Show Summary Details
Restricted access

César E. Arroyo y su tránsito por España (1912-1937)

Extract



Gustavo Salazar CALLE

Consulado General del Ecuador, Madrid

A Susana Salvador Crespo, invariablemente.

Llegada a España

César E. Arroyo (1886-1937) es una de las figuras más representativas de las letras ecuatorianas de la primera mitad del siglo XX, y junto a Gonzalo Zaldumbide uno de los claros exponentes de la prosa modernista del país. Llegó a España invitado para el Centenario de las Cortes de Cádiz en 1912 –contaba con 26 años y con el aval de unos cuantos poemas y crónicas periodísticas publicadas en la prensa ecuatoriana–; a poco de ello, se instaló en Madrid. Tuvo la fortuna de ser espectador, testigo y partícipe de ciertos momentos de la historia de la cultura iberoamericana, y por circunstancias relacionadas con aquel mismo entorno histórico tuvo, póstumamente, la malaventura de ser postergado hasta casi el olvido.

Sus inicios literarios fueron con la poesía, luego pasó al periodismo, concretamente la crónica –aquel género dúctil y ligero que permite aproximarse a variedad de temas sin rigores pedagógicos, pero con la frase muy bien cuidada, o como se referían en aquel entonces, “burilada”–, y finalmente al ensayo; un rasgo característico de su estilo será un lirismo rayano en la apología de cada asunto tratado, ejercicio que practicó durante toda su vida.

Arroyo, radicado en Madrid, desde 1913 escribió crónicas...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.