Show Less

Agua y destino

Introducción a la estética de Ramón Gaya

Series:

Inmaculada Murcia Serrano

En este libro se examinan los fundamentos teóricos de los textos de estética del pintor Ramón Gaya, unos de los más desconocidos y reivindicables del pensamiento español contemporáneo. Con la intención de completar el cómputo de escritores que contribuyeron a forjar la estética española moderna y de arrojar luz sobre su propia obra gráfica, se presta especial atención a las influencias filosóficas que se ocultan en sus ensayos, así como a los aspectos más originales de su reflexión. En diálogo con José Ortega y Gasset, Juan Ramón Jiménez, los poetas de la Generación del 27, Friedrich Nietzsche, Johann Joaquim Winckelmann, Bernard Berenson o Walter Pater, se logran descubrir los cimientos teóricos y conceptuales que sostienen la bella prosa de Ramón Gaya, y, en paralelo, los de toda una generación de escritores cuyas obras se vieron inevitablemente determinadas por los acontecimientos históricos del siglo XX. El autor de El sentimiento de la pintura y de Velázquez, pájaro solitario se perfila, finalmente, como un artista y pensador excepcional que logró retorcer, como pocos, el lenguaje para comunicar la experiencia estética y desvelar la naturaleza inefable de la creación.

Prices

Show Summary Details
Restricted access

Introducción. Ramón Gaya, escritor 1

Extract

1 el problema radica en hacerla depender de la filosofía, lo que provoca que recaigan sobre ella todas las prevenciones que el pintor tiene de ésta. El argumento sobre el que levanta Gaya su crítica se apoya, sobre todo, en la creencia de partida de que el arte, la religión y la filosofía surgen del mismo “manantial”, pero que su devenir histórico los ha diferenciado y conducido por derroteros diferentes.23 A ojos del pintor –que parece estar haciendo una lectura personal de la objetivación del espíritu absoluto hegeliano–, la especialización alcanzada por cada una de estas ramas ha provocado que la filosofía olvide sus orígenes y sea incapaz de encontrar una buena justificación para el arte, su hermano de sangre: Acaso la filosofía, en su obsesión por la luz, aferrada, condenada, autocondenada a ese noble delirio suyo de la luz, no ha podido, como en cambio pueden la religión y la creación, detenerse a tiempo entre tal o cual santa zona de oscuridad, esas zonas que aguardan con tanto celo algunas muy evidentes verdades indemostrables, y que, claro, no pueden ser tocadas, analizadas, iluminadas, sino tan sólo percibidas en la oscuridad.24 Al igual que otros escritores de su generación, Ramón Gaya posee una estrecha consideración de la filosofía y mantiene con ella una actitud distanciada y reprobadora debido a que su pensamiento tolera la existencia de lo misterioso y de...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.