Show Less
Restricted access

Gaspar de Jovellanos

Crítico, reformador y humanista ilustrado

Series:

Angela Gracia Menendez

Este libro explora la aportación crítica y metodológica interdisciplinar a varios dominios humanísticos como la historia, el derecho, la política, la lingüística, la educación, la literatura y, en general, la sociedad del ilustrado español Gaspar de Jovellanos dentro del siglo de la Razón. Lo novedoso de este estudio es que parte de un enfoque hermenéutico como base para una crítica textual que aplicará a la historia y al derecho. Si la filología seguía considerada entonces como instrumento para la historia y el derecho, Jovellanos replantea el método para inventariar el léxico, para lo cual recurre a un enfoque empírico con el fin de obtener el corpus de dicho léxico. Establece pautas para un futuro Diccionario del asturiano que constituye uno de los primeros textos metalexicográficos para el siglo XVIII con lo que hace una aportación a la lingüística y lo sitúa en el cruce de vías entre hermenéutica, filología y lingüística. Sus diversos escritos arrojan luz sobre el estado de las instituciones e infraestructura sobre los que hace recomendaciones innovadoras en el plano político, legislativo, económico y educativo. Su planteamiento pedagógico destaca por aunar las ciencias útiles con las humanidades que ahora concibe dentro de la literatura castellana.
Show Summary Details
Restricted access

Capítulo 8: Crítica a la sociedad y a las costumbres

Extract

← 142 | 143 → CAPÍTULO 8

Crítica a la sociedad y a las costumbres

A partir de 1768 el polígrafo asturiano formó parte del grupo de ilustrados, la élite cultural y política, durante el reinado de Carlos III. Gozaban del apoyo del fiscal del Consejo de Castilla, el conde Pedro Rodríguez Campomanes, y del conde de Aranda, es decir, de aquellos que ejecutaban la voluntad política real tomando las medidas necesarias. En concreto, llevaban a cabo las reformas necesarias con el objetivo de modernizar el país y elevarlo al estándar europeo.

Los cambios que trae la dinastía borbónica no se limitan a la economía y a la enseñanza sino que se extienden también al ámbito de las diversiones y las Bellas Artes, como a la literatura y a los espectáculos pero sobre todo al teatro. Esas reformas se insertan en el marco político y en el estético que es calificado de «buen gusto» (Aguilar Piñal, 2005: 256), y se materializan en una renovación lírica y dramática. El teatro se convierte en ese contexto en un «vehículo educador de las masas, capaz de transmitir a través de sus fábulas las nuevas ideas sociales y políticas» de los ilustrados (Palacios, 1998: 87). Dentro de las medidas tomadas por el Estado cabe mencionar la prohibición de autos sacramentales en 1765, una Pragmática Sanci...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.