Show Less
Restricted access

El futuro en español

Tiempo, conocimiento, interacción

Series:

Susana Rodríguez Rosique

El futuro es una cuestión que ha preocupado a físicos, filósofos y lingüistas desde siempre. Desde una perspectiva lingüística, su análisis ha generado una serie de interrogantes: ¿Es una forma temporal o modal? ¿Qué categoría lingüística describe mejor el futuro, la modalidad o la evidencialidad? Recientemente, además, ha entrado en el debate su comportamiento discursivo. El futuro en español ofrece una explicación sistemática de los distintos valores de esta forma verbal, basada en la instrucción deíctica de distancia hacia delante, que justifica su funcionamiento como una forma temporal (en el ámbito del contenido), como una forma de conocimiento (en el ámbito epistémico), o como una forma de inter-acción (en el ámbito del discurso).

Show Summary Details
Restricted access

2. Un tiempo incómodo:

Extract

Modalidad y evidencialidad

Tras lo expuesto en el capítulo 1, se plantean dos desafíos en la tarea de determinar cómo funciona el futuro en español: en primer lugar, habría que explorar en qué consiste el valor del futuro cuando no expresa futuro –es decir, cuando no localiza una situación en un momento posterior–; en segundo lugar, si se tiene en cuenta la controversia que desencadena la definición del futuro como tiempo, y si se valora la posibilidad de que el futuro funcione en contextos de no posterioridad, cabría replantearse el estatuto categorial del futuro. A la primera cuestión está dedicado el primer apartado de este capítulo (2.1); en el segundo apartado (2.2), se revisarán distintas concepciones del futuro en la bibliografía reciente.

2.1. Una forma verbal y dos categorías epistémicas

El futuro en español puede aparecer en contextos en los que no localiza un evento en el porvenir, sino que remite a una situación simultánea, como se observa en (1):

(1) A: ¿Qué hora es?

B: Serán las cuatro

A propósito de estos empleos, Bello comenta lo siguiente:

La relación de posterioridad se emplea metafóricamente para significar la consecuencia lógica, la probabilidad, la conjetura. […] El verbo se despojará de aquella fuerza de aseveración que caracteriza a las formas del indicativo, y en vez...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.