Show Less
Restricted access

Cuestiones de lingüística teórica y aplicada

Series:

Edited By Maria del Carmen Fumero Pérez and José Juan Batista

Este volumen se ocupa de cuestiones de lingüística teórica y aplicada. Entre las primeras se aborda un rasgo universal de la mente y el lenguaje humanos: la necesidad de clasificar el mundo que nos rodea. Sirven aquí de ejemplo las categorías gramaticales de dos lenguas muy alejadas de las indoeuropeas: las clases nominales del mancañá (una lengua de Senegal) y los clasificadores nominales del chino. Además, se trata también de la composición de palabras en español mediante prefijos y de los gentilicios. De las segundas dan cuenta estudios sobre dialectología canaria, traducción, literatura de viajes y enseñanza de segundas lenguas.
Show Summary Details
Restricted access

La rección preposicional de los verbos españoles compuestos con preverbio

Referencias bibliográficas:

Extract



El latín utilizaba desinencias casuales para reflejar las distintas funciones sintácticas en la oración. Además de estas marcas casuales, el latín empleaba también preposiciones para precisar el valor de dos casos funcionalmente «sobrecargados»: el acusativo y el ablativo. El sistema casual sintético latino fue sustituido en las lenguas románicas por un procedimiento analítico consistente en aumentar el uso de las preposiciones y fijar el orden de palabras a fin de marcar su función sintáctica.

Fueron muchos los factores que contribuyeron a la sustitución de los casos latinos por las preposiciones de las lenguas románicas (Lapesa 2000: 73–122): fundamental fue la citada extensión del uso de preposiciones en el latín tardío, que, siendo quizá redundante al principio, luego se reveló útil como marca funcional ante la inestabilidad fonética y morfosintáctica y, además, fue haciendo redundante el uso de las desinencias, contribuyendo así al derrumbe del sistema casual clásico. El nuevo sistema preposicional tenía, al menos, dos ventajas: el ser más económico y el no ser un sistema cerrado, ya que constituía un inventario al que se iban sumando nuevos elementos bien por aglutinación bien por gramaticalización.

El acusativo fue la única forma que se mantuvo por ser el casus generalis: en efecto, el acusativo servía tanto para la expresión del complemento directo (sin preposición) como...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.