Show Less
Restricted access

Las reescrituras fílmicas de la comedia nueva

Un siglo en la gran pantalla

Series:

Alba Carmona

Este es el primer libro dedicado en su integridad a las adaptaciones cinematográficas de la comedia áurea. Con él, el Siglodorismo salda una deuda contraída con un patrimonio fílmico que hasta fechas muy recientes había despertado el interés solo de unos pocos. Desde una perspectiva interdisciplinar, la autora analiza diez películas y ofrece un recorrido a través de la historia del cine que permite entender cómo, durante los últimos cien años, lectores de distintas ideologías y naciones se han aproximado al teatro barroco y lo han reescrito a voluntad. Los resultados invitan a reflexionar no solo sobre el poder que poseen las pantallas para dar a conocer (o bien condenar al olvido) un espectáculo que en su día fue de masas, sino también sobre la actitud que deben tomar los especialistas hacia esta clase de producciones.
Show Summary Details
Restricted access

Capítulo 1. Década de 1910. El cine y la comedia nueva: primera toma de contacto

Extract

← 18 | 19 →

CAPÍTULO 1

Década de 1910. El cine y la comedia nueva: primera toma de contacto

Adrià Gual, Cataluña y el cine

Aunque los clásicos barrocos se hayan prodigado muy de tarde en tarde en Cataluña, pertenece al barcelonés Adrià Gual el mérito de haber dirigido la primera recreación fílmica de una comedia áurea, El alcalde de Zalamea, basada en el drama de honor no conyugal de Calderón. De la producción de la película en 1914 se encargó la Barcinógrafo, firma en la que Gual trabajó como director artístico, y fue rodada durante el mes de agosto entre las afueras de la ciudad condal y la localidad catalana de La Garriga (Porter Moix 1985: 99). Visto desde la perspectiva actual, sorprende que esta primera adaptación se realizara en Cataluña, sobre todo si tenemos presente lo apuntado por Wheeler (2012: 198), según el cual en esta comunidad autónoma podría muy bien existir un sentimiento de desconfianza, o incluso antipatía, hacia el teatro del Siglo de Oro. No obstante, tal hecho se explica si tenemos en cuenta que durante los primeros años de la historia del cinematógrafo Barcelona devino el principal centro de producción, distribución y exhibición de España (Pérez Perucha 2000).

Del primer contacto entre nuestro autor y el cinematógrafo tenemos noticia...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.