Show Less
Restricted access

El festival «Grito de Mujer» como plaza pública de activismo poético

Arte y comunidad en diálogo

Series:

Eleni Stagkouraki

Este libro investiga las posibilidades de las mujeres latinoamericanas que participan en el festival dominicano e internacionalmente difundido "Grito de Mujer", de confrontarse a través de sus versos con varios desafíos de las sociedades neocoloniales de hoy día. Intenta analizar este tipo de activismo poético, desde la perspectiva de los avances poscoloniales, feministas –o sea sociopolíticos– y de la crítica literaria. Así, la poesía resulta como lugar de enuncianción múltiple contra cada esfuerzo de subalter-nización –racismo, clasismo, (hetero)sexismo, etc.– y también como lugar de afirmación del sujeto que escribe. Es decir, se manifiesta como acto político, una poiesis que cuestiona las estructuras hegemónicas, sirviendo asimismo como lugar de encuentro plural (plaza) y diálogo incesante.

Show Summary Details
Restricted access

4 Un Grito de Mujer feminista, un nuevo movimiento social

Extract

“Nadie es neutro en nuestra sociedad.

Es necesario leernos como seres políticos.”

(Pisano 2004: 63)

“Una erudición apolítica no existe.”

(Talpade Mohanty 1991: 53)

“Mucho es el camino que hemos recorrido a lo largo de la historia, mucho es el camino que nos falta por transitar, sin embargo somos nosotras quienes no debemos desandar nuestro progreso. Debemos trabajar, estudiar y seguir luchando por alcanzar un mejor sitial. A escribir se aprende escribiendo, ya lo dijo Simone de Beauvoir” (Uribe 2014: 20) .

Con estas palabras, no de poco estímulo poético, Jael Uribe se refiere al movimiento feminista amplio, su larga historia (“mucho es el camino que hemos recorrido”), sus logros (“progreso”) y los personajes que jugaron en este un papel fundamental (Simone de Beauvoir). Al mismo tiempo, como presidenta del movimiento MPI, destaca la responsabilidad que se lleva por el compromiso en la causa. Es una responsabilidad doble, ya que demanda por un lado que los logros feministas hasta el día de hoy no se echen a perder (“no debemos desandar nuestro progreso”) y por otro lado que se siga para adelante hasta “alcanzar un mejor sitial”. Dicho esto, quizás resulte curioso que MPI no se refiere a sí mismo como movimiento feminista en ninguna parte –ni en las antologías poéticas, ni en las páginas web, ni en las redes sociales, ni en panfletos. A pesar de su preocupaci...

You are not authenticated to view the full text of this chapter or article.

This site requires a subscription or purchase to access the full text of books or journals.

Do you have any questions? Contact us.

Or login to access all content.